Publicado: 19.10.2015 09:43 |Actualizado: 19.10.2015 13:51

Israel levanta un muro "provisional" en Jerusalén Este

Las autoridades del país aseguran que se construye como "medida de seguridad" sin significado político. Mide 5 metros de alto y se terminará a finales de esta semana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Parte del nuevo muro que Israel ha empezado a construir en el Este de la ciudad. REUTERS

Parte del nuevo muro que Israel ha empezado a construir en el Este de la ciudad. REUTERS

MADRID. -Las autoridades de Israel han empezado a construir este domingo un muro de cemento en Jerusalén Este para separar el barrio judío de Armon HaNatziv, cuatro días después de que dos palestinos asesinaran a dos israelíes en un autobús cuando cruzaba la zona.

La Policía israelí ha detallado que el muro, de cinco metros de alto, tiene como objetivo evitar los ataques con piedras y cócteles molotov contra los residentes del barrio, según ha informado el diario israelí The Jerusalem Post.

Así, ha asegurado que una "parte sustancial" del muro, que estará en lugar "tanto tiempo como sea necesario", ha sido ya construida, adelantando que está previsto que los trabajos sean finalizados a finales de esta semana.

Por su parte, la Alcaldía de Jerusalén ha asegurado que el muro es "una medida de seguridad provisional", recalcando que "no se trata de un muro perimetral, sino una barrera colocada por la Policía en un lugar con un historial de lanzamiento de piedras y cócteles molotov contra viviendas y vehículos judíos".

En esta misma línea se ha expresado el portavoz del Ministerio de Exteriores, Emmanuel Nahshon, quien ha dicho que el muro "no tiene un significado político". "Es un aspecto más de nuestras medidas de seguridad", ha explicado.



Israelíes y palestinos protagonizaron en la madrugada del domingo graves incidentes en Cisjordania con choques entre fuerzas de seguridad palestinas y peregrinos israelíes a la tumba del patriarca José, incendiada el jueves, así como un asalto con cócteles molotov a dos poblaciones cisjordanas que han dejado un saldo de cuatro palestinos heridos.

Ocho israelíes han muerto en ataques de palestinos, principalmente apuñalados, desde principios de octubre, mientras que más de 40 palestinos han muerto en este mismo periodo, cerca de la mitad de ellos tras ser tiroteados durante diversas manifestaciones.