Publicado: 08.08.2014 13:03 |Actualizado: 08.08.2014 13:03

Italia da el primer paso para una revolucionaria reforma del Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Senado italiano aprobó este viernes la primera lectura de una reforma constitucional para acabar con el bicameralismo perfecto que actualmente existe en el país, pues la Cámara Alta pasará a ser una representación de las regiones con muchas menos competencias.

El proyecto de reforma constitucional fue aprobado en el Senado por 183 votos a favor, cuatro abstenciones y ningún voto contrario, ya que los grupos opositores no participaron en la votación.

A este resultado se ha llegado tras semanas de maratonianos y litigiosos debates parlamentarios para evitar que la votación se aplazase a septiembre, pues se tuvieron que examinar las más de 7.000 enmiendas presentadas por la oposición.

Se trata de sólo un primer paso para la ratificación final, ya que como cualquier reforma constitucional deberá pasar por otras cuatro lecturas, con tres meses de pausa antes de la última votación y además, como adelantó hoy el Gobierno, se celebrará un referéndum popular para su ratificación.

No obstante, la votación de hoy es el símbolo de la temporada de reformas augurada por el primer ministro, Matteo Renzi, aunque ha comenzado con lentitud y numerosas dificultades, ya que incluso hoy algunos senadores del Partido Demócrata (PD), la mayor formación gubernamental, no participaron en la votación para expresar su disenso a esta reforma.

Con esta nueva reforma, el Senado estará compuesto por 100 senadores de los 315 actuales, que no serán elegidos en las urnas, sino entre los asesores regionales y alcaldes.

Los nuevos senadores no percibirán sueldo, una de las grandes batallas de Renzi para reducir el coste de la administración pública, aunque como acusó el opositor Movimiento 5 Estrellas gozarán de muchos privilegios, entre ellos la inmunidad como parlamentarios y ayudas económicas para contratar asesores, cubrir los gastos de viajes u otros costes.

Renzi pretende con esta reforma acabar el inmovilismo que reina en el país con leyes durante años paralizadas debido a un bicameralismo perfecto que exige la aprobación de las normas tanto en el Senado como en la Cámara de los Diputados.

Ahora, la Cámara de las regiones, como ha sido bautizada, tendrá menos competencias y deberá ratificar sólo reformas de la Constitución, referéndum populares, y tratados internacionales, entre otras pocas cosas más.

Tras la pausa de las vacaciones, la atención se volverá a centrar en la necesidad de dar al país una ley electoral para que se evite de nuevo la parálisis.


http://www.quoners.es/q/voto-internet