Público
Público

El jefe del Eurogrupo confía en un acuerdo con el FMI sobre el alivio de la deuda griega 

Dijsselbloem calcula que "antes del verano" se podrá entregar un nuevo tramo de la ayuda a Atenas si se logra un acuerdo para cerrar la segunda revisión del rescate 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos (i), y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem (d), durante la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

El presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, ha mostrado su confianza en que lograr este lunes un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las medidas para aliviar la deuda pública griega que permita que la institución presidida por Christine Lagarde forme parte del rescate de la economía griega, pero ha recordado que "no sería el acuerdo final", que llegaría sólo al finalizar el programa el año que viene.

"Por supuesto espero y estoy trabajando para (lograr) un acuerdo hoy pero no será el acuerdo final. Siempre hemos dicho que la decisión concreta final sobre medidas adicionales para el alivio de la deuda vendrá al final del programa", ha expresado a los medios a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo).

El objetivo de la reunión de este lunes es alcanzar un acuerdo político para cerrar la segunda revisión del rescate, que se retrasa desde hace meses, y para ello los ministros y los acreedores de Atenas tienen que verificar que las acciones prioritarias que acordaron a principios de mayo han sido adoptadas correctamente por el Gobierno de Alexis Tsipras.

Además, el FMI ha pedido más claridad y detalle sobre las medidas a medio plazo que se podrán adoptar para reestructurar la deuda pública helena a partir de 2018. Si las instituciones europeas y el FMI consiguen un punto de vista común sobre esta materia la institución internacional podría decidir participar de manera completa en el rescate, un elemento clave para avanzar en el programa.

"Es lo que estamos mirando, si podemos dar más detalles sobre cómo podrían ser las medidas sobre deuda pero, de nuevo, la decisión formal sobre el alivio de deuda, si es necesaria, vendrá al final del programa", ha insistido Dijsselbloem.

Asimismo, el también ministro de Finanzas de Países Bajos ha recordado que las instituciones europeas y el FMI mantienen sus discrepancias sobre las perspectivas de crecimiento de la economía helena, una cuestión que será "útil" solucionar cuando se decida" el tamaño exacto de las medidas sobre la deuda".

Con respecto a un nuevo desembolso para Atenas, Dijsselbloem ha apuntado que depende de que todas las partes consigan un acuerdo este lunes para cerrar la segunda revisión, lo que permitiría el desembolso "antes del verano".

Bruselas, también optimista

Al igual que Dijsselbloem, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, el socialista francés Pierre Moscovici, se ha mostrado optimista respecto a las opciones de un consenso que permita dar el siguiente paso hacia la sostenibilidad de la deuda helena a medio plazo, para lo que, ha dicho, es clave también la participación del FMI.

El comisario, sin embargo, ha eludido pronunciarse sobre las reservas expresadas por Alemania en cuanto al alivio de la deuda y ha recalcado que "todos" aspiran a lograr un acuerdo. "Hoy es un paso decisivo" para concluir positivamente la segunda revisión de las condiciones del rescate, ha dicho, aunque el desembolso del siguiente tramo tenga que esperar formalmente hasta el próximo Eurogrupo.

Moscivici ha recalcado que el Parlamento griego ha asumido un paquete de medidas "extremadamente duro" para poner en práctica acciones "necesarias, pero valientes", por lo que ha pedido que los acreedores asuman también su "responsabilidad".

"Espero y creo que podemos llegar a un acuerdo rápidamente", ha insistido el comisario, tras apuntar que presentará un informe "alentador" sobre la aplicación por Atenas de las acciones prioritarias a las que está condicionado el visto bueno para un nuevo desembolso de ayuda.

Por su parte, el nuevo ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, ha admitido a su llegada a su primer Eurogrupo que las posiciones están aún "bastante alejadas", pero ha confiado en que la reunión de este lunes sirva para resolver las diferencias y avanzar hacia el acuerdo. "Podemos encontrar soluciones que no supongan para Schaeuble tener que pasar por el Bundestag (Parlamento alemán). Debemos mostrar inventiva, imaginación, para lograr un acuerdo", ha considerado Le Maire.

Entre los más prudentes a su llegada al Eurogrupo ha estado el ministro belga, Johan Van Overtveldt, quien ha pedido cautela pese a que "todos" coincidan en la voluntad de cerrar "un acuerdo cuanto antes". "Hay varias opciones (para aliviar la deuda) y creo que debemos ser cautos, sea cual sea el escenario", ha zanjado.