Público
Público

El jefe de la Iglesia Católica alemana pudo ocultar abusos sexuales

La archidiócesis de Friburgo ha rechazado todas las acusaciones contra el cura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Conferencia Episcopal alemana, el arzobispo de Friburgo Robert Zollitsch, es objeto de una investigación de la fiscalía ante las sospechas de que ocultó un caso de pederastia.

La fiscalía informó este miércoles de que considera que la diócesis de Friburgo (suroeste de Alemania) tuvo que tener conocimiento de las actividades pederastas de un sacerdote en 1987, ante las cuales Zollitsch reaccionó pidiendo el traslado del cura a otra ciudad.

La denuncia contra Zollitsch, según la fiscalía, fue presentada en mayo pasado.

Sin embargo, la archidiócesis de Friburgo ha rechazado todas las acusaciones contra Zollitsch, alegando que el arzobispo no fue responsable del tralado, que fue decidido por la orden del sacerdote pederasta.

El escándalo de abusos sexuales a menores por parte de dos padres jesuitas en el Colegio Canisius de Berlín, destapado por la propia institución tras las denuncias de varias víctimas, es sólo la punta del iceberg. Según informó el semanario Der Spiegel, al menos 94 sacerdotes y seglares que enseñaban en colegios católicos han estado bajo sospecha de pederastia en los últimos quince años. A 30 de ellos les cayó algún tipo de condena.

La información de la revista, que dedica su portada a La Iglesia católica y el sexo, se basa en encuestas a las que respondieron voluntariamente 24 de las 27 diócesis alemanas. Las tres que no lo hicieron Limburg, Ratisbona y Dresden-Meissen justificaron su negativa con la voluntad de 'no alimentar más el debate'.

El caso del Colegio Canisius destapó abusos cometidos en otras escuelas jesuitas alemanas en las décadas de los setenta y ochenta. Uno de los ex sacerdotes sospechosos, Wolfgang Stadt, empezó a abusar de menores ya en 1966, cuando estudiaba en España con los jesuitas de Loiola (Guipúzcoa). Hasta ahora se han dirigido a la actual dirección del Canisius una treintena de ex alumnos que fueron víctimas.