Público
Público

John McCain salva su carrera al ganar las primarias en Arizona

Miles de votantes deciden en Arizona, Alaska, Florida, Oklahoma y Vermont los candidatos demócratas y republicanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El senador republicano John McCain ha recibido un balón oxígeno al ganar las primarias de su partido en Arizona marcando el paso de la 'vieja guardia' de experimentados políticos de cinco estados, que se han enfrentado a nuevos candidatos en unas reñidas primarias de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

McCain, que aspira a una cuarta reelección, se impuso a su rival el ex congresista J.D. Hayworth, perteneciente al ala más conservadora del partido y que convirtió el combate a la inmigración ilegal en el eje de su campaña.

El veterano senador obtuvo el 57,2% de los votos frente al 31,2% de su rival.

Miles de votantes acudieron a las urnas en Arizona, Alaska, Florida, Oklahoma y Vermont, para decidir los candidatos demócratas y republicanos para las elecciones legislativas que se celebrarán el próximo 2 de noviembre, en las que se renovará la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

McCain se enfrentaba a uno de los mayores retos de su carrera dentro de su propio partido

Estas primarias se han presentado como una lucha entre candidatos recién llegados a la vida política de la nación y los de la 'vieja guardia', como McCain.

McCain se enfrentaba a uno de los mayores retos de su carrera dentro de su propio partido. Momentos después de conocerse los resultados quiso dejar claro su mensaje mostrando su intención de 'frenar el gasto incontrolado' de la Administración, revocar la política sanitaria del presidente Barack Obama, controlar las fronteras y traer 'con honores' a las tropas de Afganistán.

El candidato ha contado con el apoyo de la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, quien fue su candidata a la vicepresidencia y que tiene el soporte de las bases del partido.

'Os prometo que no voy a dar nada por sentado y lucharé con fortaleza y convicción para hacer merecer mi servicio continuado en el Senado', dijo en un acto con miembros del partido.

En Florida, el representante demócrata Kendrick Meek -respaldado por Obama- ha ganado la nominación como candidato demócrata para el Senado, imponiéndose a Jeff Greene, un magnate del sector inmobiliario que invirtió de su propia fortuna en esa contienda.

En Florida gana la nominación como candidato demócrata el 'hombre de Obama'

Meek tendrá que enfrentarse al antiguo portavoz de la Casa de los representares, el republicano Marco Rubio, y al gobernador Charlie Crist, que se presenta como independiente en las elecciones este otoño.

Por su parte, la senadora Federica Wilson se impuso ante los ocho candidatos que luchaban por la nominación demócrata para reemplazar a Meek en el Congreso y se presenta como favorita en las elecciones de noviembre.

El republicano Rick Scott ganó la nominación de su partido para presentarse como gobernador de Florida. El empresario, que se opuso al sistema sanitario del presidente Barak Obama y ha empleado 50 millones de dólares de su propio bolsillo para promocionarse en los medios de comunicación, se impuso al fiscal general del Estado, Bill McCollum.

Mientras en Alaska continúa el recuento de votos a la espera de que se despeje la incógnita de si entre los republicanos prevalecerá la opción de la veterana senadora republicana Lisa Murkowski, o se decantarán por el abogado Joe Miller, un candidato anónimo que ha contado con el apoyo político y financiero del movimiento conservador 'Tea Party'.

En Vermont (noreste), donde todavía tampoco hay resultados, cinco demócratas se han disputado la candidatura de su partido para el puesto de gobernador en noviembre. El ganador se enfrentará al vicegobernador del estado, el republicano Brian Dubie.

En paralelo, los republicanos de Oklahoma votaron en una segunda vuelta entre los candidatos, Charles Thompson y Daniel Edmonds, para el escaño del segundo distrito del estado en la Cámara de Representantes. El ganador se enfrentará al demócrata Dan Boren.

Todos han pasado por una dura contienda electoral, aunque los expertos electorales vaticinaron que no habría grandes cambios y al final la 'vieja guardia' se impondría a los nuevos candidatos.