Público
Público

Los jueces esperan a 'Il Cavaliere'

Al exprimer ministro, una vez sin la protección de su cargo, le esperan los casos Ruby, Mediaset y Mills

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Prostitución de menores, abuso de poder, corrupción, apropiación indebida, fraude fiscal y evasión de capitales. Sin ningún tipo de duda la derrota personal más dolorosa para Silvio Berlusconi no será haber tenido que dimitir de manera precipitada, sino el no haber conseguido paralizar todos los procesos judiciales que tiene abiertos antes de irse. Si no entrega su acta de diputado, Il Cavaliere seguirá teniendo inmunidad parlamentaria, pero sin el poder y los compromisos de su cargo, que aducía para no acudir a los juicios, la cita de Il Cavaliere con el Tribunal de Milán podría ser ineludible.

Las causas abiertas por esa Corte en la actualidad son tres: los casos Mediaset, Ruby y Mills.Y este último es el que tiene prioridad porque prescribe en febrero de 2012. Según la Fiscalía, Berlusconi sobornó al abogado inglés David Mills con más de 400.000 euros para testificar a su favor en dos juicios que se remontan a los noventa. Los escudos judiciales preparados por Angelino Alfano, exministro de Justicia y delfín de Il Cavaliere han sido decisivos en poner al borde de la extinción este caso.

No era para menos, porque Mills ya fue condenado a tres años y medio de cárcel por haber aceptado el soborno. Berlusconi tendría que haber asistido a la última audiencia el 24 de octubre pero la crisis de Gobierno lo aplazó todo.

El caso Mediaset, iniciado en 2006, será el próximo en la lista porque también roza la prescripción. Berlusconi está imputado por apropiación indebida, fraude fiscal y falsificación de cuentas por la compra de los derechos televisivos y cinematográficos de un paquete de películas estadounidenses entre 1994-1999.

Según los fiscales, Fininvest, filial de Mediaset, el imperio mediático de Il Cavaliere, especuló con el precio de los derechos vendiéndolos y recomprándolos sacando un beneficio de 470 millones de euros que fueron a paraísos fiscales. Un fascículo aparte de este caso era el Mediatrade, del que Berlusconi fue absuelto el 18 de octubre.

El último es el caso Ruby, el más mediático de todos y el que ha precipitado el ocaso de Berlusconi. Está imputado por abuso de poder y prostitución de menores. Il Cavaliere trató de frenarlo con un recurso al Tribunal Constitucional, que aún tiene que decidir la competencia para juzgarlo, pero por las pruebas recogidas por la Fiscalía es el que tiene más posibilidades de llegar a buen puerto.