Público
Público

Perú Un juez envía a prisión al expresidente de Perú Ollanta Humala y a su esposa por el 'caso Odebrecht'

La Justicia peruana investiga al exmandatario por la presunta recepción de tres millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para su campaña electoral de 2011

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El expresidente de Perú Ollanta Humala abandona junto a su esposa el local de su partido político. | RAÚL GARCÍA PEREIRA (EFE)

Un juez ordenó este viernes la prisión preventiva durante 18 meses del expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa, Nadine Heredia, investigados por la presunta recepción de tres millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2011. Se les acusa de delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

El juez Richard Concepción Carhuancho aceptó la petición de prisión preventiva de la Fiscalía contra Humala y Heredia, quienes son investigados por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

El juez Concepción cursó un oficio para la ubicación y captura de la expareja presidencial y su internamiento en una prisión local. Sin embargo, no fue necesario: a los pocos minutos el matrimonio Humala se dirigió hacia los tribunales para presentarse ante el juez.

De hecho, el expresidente Ollanta Humala y su mujer ingresaron en los calabozos del Palacio de Justicia de Lima en cumplimiento de la orden de detención. Humala y Heredia llegaron en una camioneta de la Policía a la sede judicial, después de presentarse en la Sala Penal Nacional. Ambos vestían chalecos antibalas y fueron conducidos al calabozo, donde los detenidos esperan a que se les designe una cárcel para ser recluidos.

En su sentencia, el magistrado explicó que confluyeron diversos criterios como la gravedad de la pena, la magnitud del daño causado, y la pertenencia a una organización criminal en el caso del exmandatario y su esposa que justificaron la decisión.

Durante la audiencia, el magistrado afirmó que "existen fundados indicios" contra Humala y Heredia respecto al delito de lavado de activos con un "alto grado de probabilidad" de la comisión de la falta. Así, la decisión de su ingreso en prisión fue considerada "idónea y necesaria" además de "proporcional" a los delitos causados. El juez Concepción dijo que la medida asegurará su presencia para los fines del proceso y evitar que obstaculicen la acción probatoria.

Concepción consideró que "ya no se puede hablar de una simple probabilidad, sino que ahora se puede hablar de un alto grado de probabilidad de la colocación de dinero de fuente ilícita en las campañas electorales de 2006 y 2011".

Agregó que los elementos de convicción presentados por el fiscal Germán Juárez permiten presumir que "Heredia y Humala habían recibido dinero de Venezuela y Brasil, y que con un alto grado de probabilidad lo habían colocado en las campañas electorales de 2006 y 2011 simulando aportes fantasmas". 

Además, ese dinero ilícito se habría usado para lucro personal, con algunas cuentas que incluso están a nombre de sus hijas de menores de edad. El magistrado también consideró como altamente probable que la pareja hubiera recibido dinero desde la embajada de Venezuela en Perú.

Humala pide "garantías de seguridad"

El abogado de Humala, Wilfredo Pedraza, declaró a los periodistas que "en este minuto nuestra prioridad es la garantía de la seguridad de las dos personas en los dos penales (a los que vayan a ser conducidos) y de su hijo" Samin, de 6 años de edad, que ha quedado solo en su casa.

Pedraza pidió "medidas razonables" al Ejecutivo para que el menor no quede expuesto a alguna circunstancia de peligro, ante el retiro de la custodia policial en la casa del expresidente.

Las dos hijas mayores de Humala, de 15 y 13 años, están en un viaje de estudios en Estados Unidos y deben retornar a Lima a fin de mes, según informaron.

El abogado agregó que el centro de detención de Humala y Heredia "tiene que ser un lugar donde no estén expuestos y, como corresponde al Ejecutivo, garanticen su seguridad".

El exmandatario y la expresidenta del Partido Nacionalista "están conmovidos por la decisión del juez", que calificaron de "inédita", agregó Pedraza. Por su parte, su colega Julio César Espinoza estimó que en 20 días podrán tener una resolución de la apelación presentada hoy contra la orden de detención preventiva y confió en que "una sala va a llegar a la conclusión de que esta resolución es cuestionable".