Público
Público

Julian Assange se entrega a la policía británica

Los abogados del fundador de Wikileaks trabajan a destajo para evitar su extradición a Suecia por la denuncia de violación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, permanecerá en prisión preventiva hasta el día 14 de diciembre después de que el tribunal de Londres que le ha tomado declaración haya rechazado ponerle en libertad bajo fianza.

Assange se ha entregado a la policía británica a las 9.30 horas de esta mañana en Londres (10.30 en España) tal y como estaba previsto, para declarar sobre la orden de arresto internacional emitida por la Justicia sueca bajo acusaciones de violación.

El principal objetivo de Assange y sus abogados es frenar su extradición a Estocolmo, ya que siguen sosteniendo que se trata de un montaje para evitar que Wikileaks siga publicando filtraciones.

Assange comparecerá sobre las 15.00 horas ante un tribunal en Westminster, segun los medios británicos. Si fuera enviado a Suecia, Assange entonces se podría enfrentar a la petición de extradición de EEUU, lo que posiblemente sería el golpe final contra el periodista.

De todos modos, el proceso para su extradición se antoja bastante lento. El juez escuchará hoy el testimonio de Assange, pero en caso de ser hallado culpable, el australiano aún tendrá la opción de apelar el veredicto, con lo que se espera queel fundador de Wikileaks permanezca bastante tiempo aún en Reino Unido.

De esta manera, este martes se presenta como un día clave para el futuro de Assange y posiblemente para el de toda su organización. La Policía Metropolitana de Londres comunicó que el arresto del periodista australiano de 39 años se basa 'en una acusación de coacción, dos cargos por acoso sexual y una de violación, cometidos en agosto de 2010'.

Assange llegó a la comisaría acompañado por dos abogados británicos, Mark Stephens y Jennifer Robinson, que denunciaron a los medios que su cliente no conoció hasta entregarse los cargos de los que está acusado.

Según informa The Guardian, está previsto que Wikileaks publique un comunicado en vídeo grabado por Assange hoy. En un adelanto en The Australian, Assange, dirigiéndose al Gobierno australiano dice: 'En 1958, un joven Rupert Murdoch, entonces dueño y editor del diario de Adelaida The News escribió: en la carrera entre secretismo y verdad, parece inevitable que la verdad siempre ganará'.

Según se refleja en el blog, el fundador de Wikileaks asegura que los políticos australianos están haciendo los coros 'probablemente falsos' al Departamento de Estado de EEUU diciendo: '¡Pones en riesgo vidas!, ¡Pones en peligro a las tropas!', aunque después, añade, 'dicen que lo que Wikileaks publica no tiene ninguna importancia. no pueden ser las dos cosas a la vez'.

Las maniobras legales contra Assange se aceleraron el día después de que Wikileaks publicara la mayor filtración de la historia, con el envío de 250.000 cables diplomáticos a cinco medios de comunicación.

Todo comenzó el pasado mes de agosto tras la publicación de 75.000 documentos sobre la guerra de Afganistán en los que quedaban patentes los abusos de las fuerzas de EEUU y de la OTAN contra la población civil. A los pocos días la Justicia sueca emitía una orden de arresto contra Assange por dos supuestos casos de violación, que luego retiró por falta de pruebas.

La fiscalía decidió frenar el proceso, pero lo puso de nuevo en marcha tras la filtración de los cables diplomáticos y fue cuando emitió la orden de arresto internacional. Europol llegó a incluir la fotografía de Assange en su página web como uno de los delincuentes más buscados.

Pero la presión sobre su organización se ha extendido en diferentes frentes. La semana pasada, Amazon dejó de acoger la web de Wikileaks provocando la caída de la web de la organización. Como respuesta, Wikileaks pidió a los usuarios de Internet parte de sus servidores para poder crear espejos que mantuvieran la web online hasta que se solucionara el problema.

Paypal y Mastercard han dejado de trabajar con Wikileaks tras la última filtración La iniciativa ha funcionado ya que si bien, la web no es accesible desde su dirección original: www.wikileaks.org, sí se puede acceder desde otras direcciones como estas: http://213.251.145.96/; http://wikileaks.ch/mass-mirror.html.

Además, el acoso a Wikileaks también se dirige hacia sus fuentes de financiación. Assange tiene varias cuentas bancarias abiertas en Suiza, pero ayer se anunció que han quedado bloqueadas ya que el periodista no tiene una residencia fija en Ginebra, tal y como exigen las leyes.

Si Paypal había retirado su apoyo para recoger donaciones desde la web de Wikileaks, anoche Mastercard anunció que también dejará de dar servicio a la organización.

Al menos no todo son malas noticias para Wikileaks. Francia no podrá prohibir el trabajo de la organización en el país como había solicitado el Gobierno, según anuncian este martes los medios de comunicación galos.