Publicado: 16.11.2016 17:35 |Actualizado: 16.11.2016 18:46

Kerry manda un mensaje a Trump desde la cumbre del clima: "Lo que hemos hecho no puede revertirse"

El secretario de Estado de EEUU trata de contrarrestar la mala imagen del nuevo presidente, negacionista del cambio climático, que está marcando la Cumbre de Marrakech

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
John Kerry, durante su conferencia este miércoles en la Cumbre del Clima de Marrakech. EFE

John Kerry, durante su conferencia este miércoles en la Cumbre del Clima de Marrakech. EFE

MARRAKESCH. -“Nadie tiene derecho a tomar decisiones que afectan a millones de personas basándose únicamente en la ideología”. El todavía secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha aprovechado su intervención en la Cumbre del Clima que se celebra estos días en Marrakech para mandar un mensaje claro al próximo presidente de EEUU, Donald Trump: “No creo que todo lo que hemos hecho pueda ser revertido”, ha dicho Kerry entre los aplausos de los asistentes a su conferencia. 

Sin nombrarlo, Kerry ha hecho un llamamiento para apoyarse en la “ciencia”, frente a la “ideología” y en los “hechos”, frente al “discursos de campaña”, en una evidente alusión al magnate republicano, un abierto negacionista del cambio climático.



La elección de Trump, sólo unos días después de que arrancara la cumbre, cayó como una bomba entre la comunidad internacional. El presidente electo del segundo país más contaminante del mundo amenazó en campaña con retirar la firma de EEUU del Acuerdo de París contra el cambio climático y suprimir el dinero comprometido para la lucha contra el calentamiento global, 3.000 millones de dólares al año. "Haga las oportunas diligencias sobre el clima antes de tomar decisiones irrevocables", ha advertido el político saliente.  Sin el empuje de Estados Unidos, la lucha mundial contra el calentamiento global quedaría gravemente tocada.

El secretario de Estado es consciente del revuelo generalizado y de la pésima imagen que supondría para su país una salida de las conversaciones que lideran la lucha contra el cambio climático. “Sé que hay preocupación tras las elecciones”, ha admitido Kerry, pero “si algo he aprendido en los años que llevo en política es que algunas cosas se ven diferente cuando estás en el cargo”, ha dicho, tratando de enviar un mensaje de calma.

Kerry ha defendido que la transición hacia las energías limpias es ya "imparable", como demuestran las inversiones récord en renovables año a año y ha avisado de que son "los mercados" y "el sector privado" quienes están empujando una tendencia que, ha defendido, es global. "El nuevo boom de las renovables es un hecho. Es el mercado más grande que se haya creado jamás. Estamos ante una nueva era de la energía limpia y hay millones de personas trabajando en el sector", ha señalado, para contrarrestar el discurso de Trump.

Los esfuerzos de la administración de Obama para frenar el torbellino Trump en asuntos climáticos es notable. Sólo un poco antes de la intervención de Kerry, el Gobierno de EEUU ha anunciado su compromiso a largo plazo de reducir el 80% de sus emisiones para 2050 con respecto a los niveles de 2005. Además, una coalición de 360 empresas, entre las que se incluyen Mars, Kellog's o Schneider Electric, han anunciado su apoyo al Acuerdo de París y a una descarbonización de la economía en una carta presentada durante la cumbre. 

Por último, el secretario de Estado norteamericano, ha hecho un llamamiento a los líderes políticos, "incluidos los de mi país" para que "vean lo que está pasando" por ellos mismos. Y les ha animado a hablar con "agricultores", "pescadores", "hombres de negocios", "líderes políticos", "militares", "activistas" y "sobre todo, consulten con los científicos que han dedicado su vida entera a comprender este reto"