Público
Público

Venezuela Leopoldo López sale de la cárcel y pasa a arresto domiciliario 

El opositor venezolano llama a la movilización nada más salir de prisión: "Volvamos a la calle a luchar".

Publicidad
Media: 2.18
Votos: 11
Comentarios:

El opositor venezolano Leopoldo López saluda a seguidores desde la entrada de su casa en Caracas. - EFE

Leopoldo López ha salido de la cárcel. El opositor venezolano, detenido desde febrero de 2014, ha sido trasladado a su casa donde permanecerá en arresto domiciliario, según han informado su abogado Javier Cremades.

El ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino López, ha afirmado que la medida se debe al diálogo político que impulsa el Gobierno de Nicolás Maduro. "Hemos visto hoy como el país amaneció con una noticia que es producto precisamente del diálogo, del esfuerzo sostenido que hace el presidente y como el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha dado una medida a uno de los personajes que causó una de las mayores desgracias en los últimos años", dijo Padrino.

López tiene una condena de 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de cárcel, a cumplir en la prisión militar de Ramo Verde. La juez Susana Barreiros lo consideró culpable de incitar a la violencia en las protestas de 2014, que provocaron la muerte de 43 personas y cientos de heridos, y lo condenó por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio . La condena fue ratificada por el juez Nelson Moncada, de la corte de apelaciones de Caracas, que fue asesinado a tiros poco después.

Según Cremades, abogado del político de Voluntad Popular, la salida de la cárcel se produjo tras la visita de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y se ha realizado sin aceptar ninguna condición para su regreso. "La salida de la cárcel de Leopoldo fortalece su liderazgo. Se produjo tras visita a su celda de la Canciller. Sin precio por parte de Leo", ha explicado. 

"Volvamos a la calle a luchar"

"Les reitero mi compromiso de luchar hasta conquistar la libertad, pueblo de Venezuela, este avance, este paso se concierta en mayor convicción, y en ese sentido reiteramos, a 100 días de la resistencia, volvamos a la calle a luchar", han sido las primeras palabras de López salir de la cárcel, según una carta leída por el dirigente de su partido Freddy Guevara ante los simpatizantes que se concentraban en el exterior de la residencia de López en Caracas. 

En el mensaje leído por Guevara, López reafirmó su "oposición a este régimen", se refirió a su traslado a casa como "un paso hacia la libertad" y dijo no tener "resentimiento y tampoco voluntad alguna de claudicar". Después de leer la carta, Guevara declaró que la salida de la cárcel de López es una "medida unilateral" del Gobierno en la que nada tiene que ver el líder opositor y negó cualquier acuerdo o participación del político en la toma de esa decisión.

Militantes de su partido, Voluntad Popular, presentes ante la vivienda recordaron que López sigue privado de libertad y exigieron que se ponga fin a esta situación. Cuando Guevara aún no había finalizado su intervención ante los periodistas, López fue aupado desde detrás del portón de entrada a la mansión y trepó sobre la caseta destinada a los vigilantes de seguridad, desde donde saludó besando una bandera venezolana ante los gritos de júbilo de sus seguidores.

El papel de Zapatero

El exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero se reunió con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, horas antes de que se anunciara la medida de "casa por cárcel" otorgada a Leopoldo López. 

Rodríguez Zapatero se reunió en Caracas con el jefe de Estado venezolano y posteriormente la excanciller venezolana Delcy Rodríguez y su hermano Jorge Rodríguez, alcalde del municipio caraqueño Libertador -ambos representantes del gobierno para el diálogo con la oposición- comunicaron a la esposa de López, Lilian Tintori, que su marido saldría de prisión de madrugada.

El expresidente del Gobierno español, uno de los mediadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para Venezuela, comenzó a visitar el país desde mediados de mayo de 2016 para promover un diálogo entre el Gobierno chavista y la oposición agrupada dentro de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Pese al fracaso de esas reuniones por el supuesto incumplimiento de las partes de los acuerdos alcanzados en la mesa, Zapatero ha continuado visitando el país caribeño, especialmente en los momentos más álgidos de la crisis venezolana. El político español logró reunirse en dos oportunidades con López en la prisión militar de Ramo Verde, pese a las fuertes restricciones de visitas del opositor.

La última de esas visitas se produjo el pasado 4 de junio, junto a los hermanos Rodríguez en representación del Ejecutivo. En esa reunión, según el Gobierno venezolano, se inició un proceso de diálogo con el opositor preso.