Público
Público

Un líder sereno ante los retos económicos

Fredrik Reinfeldt, primer ministro sueco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fredrik Reinfeldt es el hombre que unificó por primera vez el centroderecha de Suecia para llegar al poder en 2006. Tres años antes, Reinfeldt había rescatado al moribundo Partido Conservador, que venía de sufrir un descalabro electoral, para renovarlo siguiendo el modelo del liberal Anders Fogh Rasmussen en Dinamarca. Para ello, abrazó el sistema de bienestar social y renunció a exigencias tradicionales de la derecha. El actual primer ministro sueco ha pasado de ser un furibundo defensor del neoliberalismo en sus primeros años al pragmático líder centrista que es en la actualidad.

Reinfeldt nació el 4 de agosto de 1965 en Oesterhanninge (afueras de Estocolmo) y es licenciado en Economía. Inició pronto su carrera política: a los 18 años ingresó en las Juventudes del Partido Moderado, a cuya presidencia accedió nueve años después. Fue elegido diputado en 1991. Tras la derrota electoral de su partido en 1994, el entonces joven político criticó duramente el liderazgo conservador.

Su estilo sereno lo convierte en un dirigente apreciado por los suecos, en especial por su gestión durante la crisis, de la que Suecia se empieza a alejar a pasos agigantados, a pesar de los recortes sociales. Tiene una imagen de líder educado, aunque algo frío e impersonal, según sus críticos.

El primer ministro está casado con una concejal del Ayuntamiento de Estocolmo, con la que tiene tres hijos.