Público
Público

La Liga Árabe da a Siria un ultimátum final que expira el viernes

Damasco promete que aceptará observadores externos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, anunció en El Cairo que la organización decidió dar a Siria un ultimátum final, que expira a las 13.00 horas de hoy, para que Damasco firme el protocolo que autoriza el envío de observadores extranjeros. En caso contrario, la Liga se reunirá mañana para adoptar otra tanda de sanciones contra Damasco.

Después de varios días de tensión, Siria comunicó a la Liga Árabe que acepta su protocolo, que prevé el envío de observadores internacionales para verificar sobre el terreno que las Fuerzas de Seguridad sirias no están cometiendo atrocidades o crímenes de guerra contra la población civil que en marzo se levantó contra el régimen del presidente Bashar al Asad.

Al menos 25 muertos en otro día de disturbios en la provincia de Homs

El ministro iraquí que participó en la reunión manifestó casi simultáneamente que Siria había aceptado el protocolo, a pesar de que el titular de Exteriores sirio, Walid al Muallem, dijera esta semana que vulneraba la soberanía de Damasco y atribuía a los observadores unas competencias inaceptables. Por su parte, la agencia de noticias egipcia MENA señaló que el secretario del organismo recibió la conformidad oficial de Siria aceptando el protocolo.

En caso de que no sea así, o en el de que Siria no se atenga al protocolo, la Liga Árabe tiene previsto reunirse de nuevo. La organización ya posee la lista de sanciones que impondría a Damasco, y que son básicamente de índole económica. Entre otras, se incluyen la suspensión de vuelos a ese país y de operaciones con el Banco Central, y la cancelación de operaciones comerciales con el Estado.

Antes de que comenzara el cónclave, Líbano advirtió que se opondría a cualquier sanción, subrayando de esta manera la división que existe entre los árabes, especialmente en los países que cuentan con numerosos chiíes, como ocurre en Líbano.

Francia propone un corredor humanitario con protección militar

Parece muy probable que las sanciones que se aprueben en el futuro no contarán con el respaldo de los 22 países de la Liga. Las naciones con población chií optarán por abstenerse, en el mejor de los casos, lo que sin duda tendrá repercusiones en el futuro de las relaciones regionales.

Sobre el terreno, grupos de activistas anunciaron la muerte de al menos 25 personas en la provincia de Homs, en el centro del país, entre ellas 12 civiles, 11 miembros de las Fuerzas de Seguridad y dos desertores del Ejército. También dijeron que la ciudad de Rastan está siendo atacada.

Francia, el país europeo que ha adoptado una actitud más beligerante con Siria, volvió a apostar por la apertura de un llamado 'corredor humanitario' para aliviar la situación de la población civil. El titular de Exteriores, Alain Juppé, sometió la idea a la consideración de la Liga Árabe, puesto que las potencias occidentales desean implicar a la Liga en los pasos que dan contra Damasco.

Después de que Rusia y China hayan abortado una resolución contra Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU, tres países europeos consiguieron arrancar una condena no vinculante en la Asamblea General. Los sirios dijeron que se trata de una resolución inspirada por Estados Unidos, que a menudo se queda en la sombra, aunque la han defendido los países europeos.

Juppé reconoció que su propuesta podría conllevar la necesidad de una protección militar 'de observadores internacionales' para asegurar un corredor humanitario 'que alivie el sufrimiento de la población', una iniciativa que parece también está considerando Turquía. No obstante, el ministro francés descartó una intervención militar similar a la de Libia. El apoyo de la Liga Árabe y de Turquía es crucial para evitar la impresión de que Occidente va por su cuenta.

Juppé lanzó por primera vez la propuesta el miércoles, tras reunirse con miembros del Consejo Nacional Sirio, que calificó como 'el socio legítimo con el que hablar'. El grupo opositor está recabando muchos apoyos en el exterior y se presenta como el auténtico representante del pueblo sirio.