Diario Público
Diario Público

Londres propone que los cargos públicos juren lealtad a los "valores británicos"

El ministro de Comunidades y Gobierno Municipal de Reino Unido,  Sajid Javid, cree que no se puede desempeñar un "papel positivo" en la administración pública, si sus trabajadores no aceptan unos principios básicos, como la "democracia, igualdad y libertad de expresión".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La primera ministra de Reino Unido, la conservadora Theresa May. REUTERS

La primera ministra de Reino Unido, la conservadora Theresa May. REUTERS

LONDRES.- El ministro de Comunidades y Gobierno Municipal de Reino Unido, el conservador Sajid Javid, cree que los funcionarios y cargos públicos deben jurar lealtad a los "valores británicos" al asumir un cargo. En un artículo que publica este domingo el dominical The Sunday Times, el dirigente tory sostiene que no se puede desempeñar un "papel positivo" en la administración pública, si sus trabajadores no aceptan unos principios básicos, como la "democracia, igualdad y libertad de expresión".

El texto escrito por Javid ve la luz poco después de que un informe oficial pidiese este mes al Gobierno británico que introduzca una estrategia de integración de los inmigrantes, para frenar la "creciente segregación social" y las supuestas prácticas cuestionables de algunas comunidades en el Reino Unido. Este informe, que incluye varias recomendaciones para fomentar la cohesión social, fue encargado a la funcionaria especializada Louise Casey por el anterior primer ministro, el conservador David Cameron, con el fin de combatir el extremismo religioso.

En caso de prosperar, la propuesta obligaría a los nuevos funcionarios y alcaldes, concejales o directores de escuelas, a declarar su adhesión a esos "valores británicos"

En caso de prosperar, la propuesta de Javid obligaría a los nuevos funcionarios y cargos públicos, como alcaldes, concejales o directores de escuelas, a declarar en público su adhesión a esos "valores británicos". La medida, explican los medios, también podría hacerse extensible a empleados en otros sectores, como a los del Servicio Nacional de Salud (NHS) o, incluso, de la cadena pública BBC.

En su texto, Javid asegura que comparte varios de los argumentos planteados en el informe de Casey, que sostiene que en algunas comunidades prevalece "el patriarcado y la misoginia", y no aceptan los valores británicos, lo que estaría exacerbando, según ella, la desigualdad. "Si vamos a plantar cara a esas actitudes, los líderes civiles y políticos deben de dar ejemplo. No podemos esperar que los que acaban de llegar abracen los valores británicos, si los que ya estamos aquí no lo hacemos.", escribe el ministro.

Javid precisa que su objetivo no es diseñar un "modelo de identidad para todos aprobado por el Gobierno" que generalice "tomar el té" o "ver partidos de cricket". No obstante, insiste en que no se puede desempeñar un "papel positivo" en el servicio público, si sus miembros no reconocen las "bases sobre las que se apoya nuestra sociedad".

El ministro de Comunidades y Gobierno Municipal de Reino Unido, el conservador Sajid Javid. REUTERS

El ministro de Comunidades y Gobierno Municipal de Reino Unido, el conservador Sajid Javid. REUTERS

El ministro Sajid Javid cree que no se puede desempeñar un "papel positivo" como cargo público si no reconocen las "bases sobre las que se apoya nuestra sociedad"

Según Javid, el citado juramento defendería, entre otras cuestiones, "la tolerancia hacia las opiniones de otros, incluso si no se está de acuerdo"; "la libertad de expresión y religiosa"; "la igualdad, la democracia y el proceso democrático"; y "el respeto por la ley, incluso si se piensa que es una burrada".

El titular de Comunidades cuenta también una anécdota de cuando era niño y actuó como intérprete de su madre, de origen paquistaní, durante una visita al médico de cabecera. Aunque ahora "habla perfectamente inglés", dice Javid, una minoría de inmigrantes no han efectuado esos "esfuerzos". Un portavoz del Gobierno de la primera ministra, la conservadora Theresa May, reconoció este domingo a la BBC que, por sí solo, el juramento de lealtad a los valores británicos no sería suficiente para acabar con el extremismo y promover la integración en Reino Unido.