Público
Público

Maduro jura como "presidente encargado" de Venezuela

El mandatario se compromete a continuar con "la causa de Chávez" y elige al ministro Jorge Arreaza como nuevo vicepresidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nicolás Maduro es, a partir de este viernes, el presidente encargado de Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez. El hasta ahora vicepresidente del país y delfín del líder bolivariano juró el cargo para comenzar a 'cumplir funciones como presidente de la República' y, de acuerdo a la Constitución, hacer la convocatoria para las elecciones en los siguientes 30 días, como recordó Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional.

Este viernes prestó juramento a su cargo junto al ministro Jorge Arreaza como nuevo vicepresidente, en presencia del Ejecutivo venezolano, seguidores y diputados. 'Hoy 8 de marzo, aquí, frente a nuestro comandante, juramos vencer, vencer, vencer por el camino de la Constitución y no permitir que esta revolución de este siglo XXI tenga una sola derrota, aquí comandante, sus hijos e hijas, frente a su madre, frente a sus hermanos, frente a su pueblo, juramos cumplir. ¡Que viva Hugo Chávez!', ha juramentado Maduro, con el eco del gabinete y los diputados que proclamaban 'Chávez vive, la lucha sigue'.

El 'presidente encargado' ha realizado la juramentación del cargo de Arreaza, marido de la hija de Chávez María Gabriela e influyente miembro del Ejecutivo venezolano, que ha estado, junto con Maduro y el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, en los momentos más culminantes en los últimos tres meses. 'Ante mi padre Hugo Chávez, líder de la revolución bolivariana, lo juro. Como le juré al comandante en sus últimos segundos de vida, cuando le pedí que se fuera tranquilo y le juré, en nombre de todo un pueblo, que nosotros culminaríamos la lucha de El Libertador Simón Bolívar'.

En el discurso de investidura como 'presidente encargado' pronunciado en la Asamblea Nacional, Maduro, ha prometido continuar con 'mano dura' la 'causa de Chávez'. A lo largo de su intervención, ha reafirmado su determinación a proseguir con la 'causa de Chávez'. 'Lucharé para defender al pueblo y para cumplir con el juramento de continuar su camino, la revolución, la causa de Chávez y echar adelante el socialismo bolivariano, para hacer cumplir su legado', ha recalcado. 

'Nunca aspiramos, jamás, a ningún cargo y menos al de la Presidencia de la República porque estábamos orgullosos con nuestro presidente y del que todavía estamos hasta el ultimo suspiro de vida', ha aducido. 'La única felicidad que se podía esperar era un poco de reposo porque con Hugo Chávez no había', ha ironizado. En su defensa, Maduro ha insistido en que este momento, en el que Chávez se veía inhabilitado físicamente para ejercer como presidente, era 'algo raro', 'una pesadilla de la que no se podía despertar en ningún momento'. 'No hemos estado ningún segundo de nuestra vida sin apoyarlo, sin sentirlo, sin respaldado. ¡Ay, qué necesidad hoy de sentir sus órdenes!'.

Maduro también ha recordado durante su discurso los continuos 'ataques' recibidos por los medios y por la oposición, liderada por el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, y aglutinada en torno a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). 'Nuestro comandante ha sido el líder venezolano más vilipendiado por la canalla mediática nacional e internacional. Cuánto odio inocularon en las consciencias y sentimientos de gente manipulada', ha reprobado Maduro. '¿Por qué este pueblo jamás dejó a Hugo Chávez? ¿Tendrán una respuesta lógica? Seguramente no', ha añadido.  

Por último, el 'presidente encargado' ha indicado que mantienen una 'relación extraordinaria' con la sociedad estadounidense y ha emplazado a Washington a 'aprender a convivir con la insurrecta América Latina'. 'No habrá imperio que pueda tocar tierra venezolana en la historia de Venezuela', ha exclamado Maduro. Y frente al 'imperialismo', el presidente interino venezolano ha exhortado a Latinoamérica y el Caribe a erigir 'un bloque político, cultural, militar' a partir de la cual conformen unas 'fuerzas militares poderosas' y eviten 'bases militares gringas'. Los asistentes 'chavistas' comenzaron a entornar el cántico El pueblo de Bolívar, con América Latina.

La toma de posesión se produce después de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela haya dictaminado que Maduro podrá optar a la Presidencia en los comicios. 'En su condición de presidente encargado, ejerce todas las atribuciones como jefe del Estado, jefe de Gobierno y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana', declara la sentencia. Antes de que Chávez marchase a principios de diciembre a Cuba para someterse a una nueva operación, señaló a este antiguo conductor de autobuses y sindicalista como su sucesor e instó a los venezolanos a elegirle como presidente en caso de que a él 'le sucediese algo'. 

El dictamen del Alto Tribunal se ha presentado por la demanda de un abogado que denuncia que el ascenso a la Jefatura de Estado de Maduro contradice el artículo 233 de la Constitución, que indica que quien debe sustituir a un presidente fallecido es el presidente de la Asamblea Nacional. Según la Carta Magna, si la muerte del presidente se produce 'antes de tomar posesión (...) se encargará de la Presidencia de la República el presidente o presidenta de la Asamblea Nacional'.

El mismo artículo, señala que si el presidente muere después de haber jurado el cargo y en los primeros cuatro años del mandato presidencial, será el vicepresidente quien asuma la Presidencia y convoque elecciones en los siguientes 30 días. El Supremo ya dictaminó a principios de enero que Chávez no debía jurar el cargo de presidente por tratarse de una reelección, que consiguió en las elecciones presidenciales de octubre de 2012. En aquella ocasión, permitió que el Ejecutivo siguiera gobernando. Cabello, en tanto, ha recordado que 'una de las instrucciones que dio el comandante' es que deben cumplir lo que está en Constitución.

La sentencia del Tribunal argumenta además que 'el órgano electoral competente (...) puede admitir la postulación del presidente encargado para participar en el proceso para elegir al Presidente de la República' y que además, éste no deberá cesar en el cargo durante la campaña electoral. El líder opositor y gobernador del estado de Miranda (norte de Venezuela), Henrique Capriles Radonski, ha denunciado en la red social Twitter que la sentencia es un 'fraude'. 'La sentencia del TSJ emitida minutos antes de iniciar el funeral del presidente es un fraude constitucional y así lo denunciamos al mundo', ha criticado quien probablemente se enfrente a Maduro en las elecciones.

Este juramento se produce después del multitudinario funeral de Estado a Chávez. Al acto han acudido representantes de medio centenar de países. Los jefes de Estado y de Gobierno, así como el príncipe Felipe, se turnaron para flanquear el féretro del presidente venezolano. Las llamadas 'guardias de honor' se fueron sucediendo durante varios minutos en una de las primeras etapas del funeral.

Maduro despidió emocionado a Chávez, asegurando que continuará viviendo y que la lucha sigue. 'La batalla continúa, ¡Chávez vive, la lucha sigue! Que viva Hugo Chávez, que viva nuestro pueblo', gritó emocionado Comenzó su intervención agradeciendo todo el apoyo y la solidaridad al pueblo de Venezuela, 'gracias de corazón'. 'Es una hora dura y trágica para el pueblo de Venezuela', aseguró. 'Estamos frente a él, como nunca hubiéramos querido estar, con el dolor más inmenso que pueda caber en nuestra humanidad, aquí estamos, comandante'.

Asimismo aseguró sobre Chávez que 'nunca ha habido un líder más vilipendiado. Jamás en 200 años se ha mentido tanto sobre un hombre', para después gritar 'está invicto, puro y vivo para siempre. No han podido contigo, comandante'. Con un ejemplar de la Constitución venezolana en la mano, Maduro aseguró que 'aquí está el testamento de Chávez' e invitó a todos los pueblos a 'construir un mundo sin imperios, que sea igualitario'. El que será el primer mandatario de Venezuela hasta que se convoquen las elecciones finalizó su discurso gritando '¡Misión cumplida, comandante! ¡La lucha sigue! ¡Hasta la victoria siempre!'.