Publicado: 07.04.2014 10:13 |Actualizado: 07.04.2014 10:13

Manifestantes prorrusos proclaman la independencia de Donetsk y convocan referéndum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los manifestantes prorrusos atrincherados en la sede del Gobierno de la región ucraniana de Donetsk desde ayer, han proclamado la independencia de esa zona rusoparlante y han convocado la celebración de un referéndum de adhesión a Rusia para el próximo 11 de mayo.

Ante el recrudecimiento de la tensión, el actual presidente de Ucrania, Alexandr Turchínov, advirtió este lunes que el Gobierno prepara operaciones antiterroristas contra los manifestantes que han tomado armas en el este de Ucrania para oponerse a las autoridades del país.

"Esta noche se ha creado un centro anticrisis, y se adoptarán medidas antiterroristas contra aquellos que han tomado armas", dijo Turchínov en un mensaje a la nación retransmitido por televisión después de que manifestantes prorrusos ocuparan en las últimas horas varias sedes administrativas del Estado en el este del país .  

Pero ninguna de esas medidas amedrenta a los prorrusos: tras anunciar la creación de la llamada República Popular de Donetsk en los límites de esa región fronteriza con Rusia, los manifestantes solicitaron ayuda a Moscú "para resistir ante la junta de Kiev".

Mientras, en la ciudad de Lugansk —también al este de Ucrania— las autoridades han bloqueado todos los accesos a la ciudad. Los manifestantes prorrusos mantienen desde ayer el control de la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU, antiguo KGB).

Los asaltantes "han tomado la armería y se han hecho con sus armas", señala un comunicado del Ministerio de Interior de Ucrania, que denunció que la toma del edificio fue organizada por antiguos militares ucranianos.

Esta madrugada, los activistas prorrusos "han bloqueado [con vallas, bordillos de las aceras y otros objetos] el tráfico en la calle Sovétskaya, frente a la sede del SSU", denunció la policía de la región.

Además, también se han hecho con el control de la filial del Banco Nacional de Ucrania en Lugansk. Nueve personas, entre ellas una menor de 16 años, resultaron heridas ayer en el asalto a la sede del SSU, según las últimas informaciones oficiales.

En Severodonetsk, otra ciudad de la homónima región fronteriza con Rusia, seis personas resultaron heridas hoy en una pelea entre simpatizantes prorrusos y partidarios del Euromaidán, como se conoce el movimiento popular, por el que el depuesto presidente Víktor Yanukóvich se ha exiliado a Rusia.

Poco antes, los manifestantes desalojaron la sede del Gobierno regional de Járkov, que asaltaron y tomaron anoche después de los enfrentamientos entre prorrusos y europeístas que se saldaron con al menos 15 heridos.

Las manifestaciones prorrusas y los asaltos a las sedes estatales en el este de Ucrania se repiten desde el vuelco de poder en Kiev

El gobernador de la región designado por Kiev, Ígor Baluta, calificó de "provocación" los enfrentamientos en la segunda ciudad del país.

"No tengo ninguna duda de que el guión de este conflicto no se escribió ni en nuestra ciudad ni tampoco en nuestro país. Los acontecimientos en Donetsk y Lugansk no hacen más que confirmarlo", dijo Baluta en alusión a la "mano negra" de Moscú en los disturbios antigubernamentales en el este fronterizo con Rusia.

En Donetsk, los manifestantes prorrusos controlan ya dos administraciones del Estado tras tomar hoy la sede del SSU, que se suma al edificio del Gobierno regional asaltado y tomado ayer.

Los activistas izaron banderas rusas sobre el edificio y exigieron la celebración de un referéndum local para la adhesión de la región a Rusia.

El asalto de la sede estatal, el tercero en lo que va de mes, se produjo después de una manifestación prorrusa en la capital de la región minera, una de las más ricas del país y patria chica del depuesto Yanukóvich.

Las manifestaciones prorrusas y los asaltos a las sedes estatales en el este de Ucrania se repiten desde el vuelco de poder en Kiev a finales del pasado mes de febrero, algo que hace temer a las autoridades ucranianas la posibilidad de que pueda repetirse el escenario de Crimea.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, denunció hoy la preparación de una intervención rusa en el este del país, sumido en enfrentamientos entre las fuerzas pro rusas y la policía.

"Todos se dan cuenta de que está teniendo lugar un plan contra Ucrania, contra (las ciudades de) Donetsk, Lugansk y Járkov. Un plan de desestabilización (...) para que las tropas extranjeras (rusas) crucen la frontera y ocupen el territorio del país", dijo el jefe del Gabinete al abrir una sesión parlamentaria.Agregó que las autoridades no permitirán que tal escenario se desarrolle, para lo cual, según Yatseniuk, el viceprimer ministro, Vitali Yarema, se desplazó a Donetsk, principal escenario estos días de las manifestaciones pro rusas. Mientras, el ministro del Interior, Arsén Avákov, fue enviado a Járkov, donde los manifestantes asaltaron y tomaron anoche la sede del Gobierno regional, que más tarde fue liberada.

Además, varios altos cargos de los servicios secretos ucranianos viajan hoy a Lugansk, ciudad en la que grupos pro rusos también se hicieron ayer con el control de las sedes del Gobierno regional y del Servicio de Seguridad de Ucrania. La exprimera ministra y candidata a la presidencia de Ucrania Yulia Timoshenko calificó de "agresión de Rusia" la toma de los edificios oficiales en las ciudades orientales ucranianas.

Timoshenko anunció que se desplazará inmediatamente a la ciudad de Donetsk. Yatseniuk desmintió también las informaciones sobre la retirada de las tropas rusas de las inmediaciones de las fronteras ucranianas. "De hecho, nadie ha retirado las tropas, éstas permanecen a una distancia de 30 kilómetros de las fronteras de Ucrania", dijo.

Por otra parte, Yatseniuk tildó los llamamientos de Moscú a "federalizar Ucrania" de "intento de destruir la integridad del Estado, un escenario ideado por Rusia para desmembrar y destruir a Ucrania".