Público
Público

Margallo defiende a Trillo como embajador porque es alguien "extraordinario"

Asumió su cargo con la promesa del fin de las embajadas políticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La portavoz socialista en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Elena Valenciano, recibió este miércoles al ministro del ramo, José Manuel García-Margallo, con una pregunta incómoda. '¿Qué hace de Federico Trillo [nombrado embajador en Londres] una persona extraordinaria?'. El ministro conservador la recibió con una sonrisa.

La pregunta de la número dos de los socialistas iba dirigida a poner en evidencia una de las bases sobre las que el titular de Exteriores quiso inspirar su mandato cuando asumió el cargo. La de huir de las 'embajadas políticas', una de las críticas más recurrentes del PP a los socialistas cuando estaban en la oposición. García-Margallo aseguró que con él esto no ocurriría y que sí era así sería en 'circunstancias excepcionales' y cuando se trate de 'personas extraordinarias en circunstancias extraordinarias'.

Al hilo de estas mismas palabras, pronunciadas el 28 de diciembre, el ministro respondió a Valenciano. 'En algo vamos a coincidir todos: si algo es el señor Trillo es extraordinario. Usted sabrá por qué y yo sabré por qué'.

García-Margallo recordó 'las cualidades concurrentes' del responsable político de las falsas identificaciones del accidente del Yak-42: 'Ha sido presidente de las Cortes y ministro de Defensa'. En un principio, el exministro de José María Aznar había sonado como embajador en Washington, algo que molestó enormemente al responsable de Exteriores.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, regresó el martes de Londres con la negativa del Ejecutivo británico a retomar las conversaciones sobre la soberanía de Gibraltar. Y ni 24 horas después, García-Margallo, aprovechó su primera comparecencia para exigir a Londres un cambio en su posición. Según manifestó, España y Reino Unido 'deben recuperar cuanto antes el diálogo sobre la soberanía del Peñón'. En este sentido, sostuvo que acabada de dirigirse al Foreign Office para comunicale que 'las cosas tienen que cambiar' y que hay que volver a la senda del Proceso de Bruselas, el marco de diálogo bilateral sobre la soberanía de Gibraltar creado en 1982 y cuya última reunión data de 2002. Se trata de un proceso que precisamente este miércoles el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, dio por 'muerto y enterrado'.

También abogó por cambiar 'el formato' del denominado 'Foro Trilateral', 'llamado a resolver los problemas diarios de los habitantes de ambos lados de la Verja'. A su juicio, 'debe pasar a ser un Foro Cuatripartito en el que estén representados España, Reino Unido, las autoridades del Peñón y las autoridades del Campo de Gibraltar'.

Respecto a Cuba, Margallo exhibió el deseo de 'mantener un diálogo fluido con el pueblo cubano, con las autoridades y con la oposición'.

No es un secreto que uno de los principales tijeretazos de este ministerio afecta a la cooperación. El titular de Exteriores habló de un recorte de 1.000 millones. 'Aún siendo importante vamos a tener un margen de maniobra [...] Vamos a buscar formas de cooperación con comunidades, ayuntamientos y empresas privadas', dijo.