Público
Público

Más de 30 muertos en las protestas de Costa de Marfil

Amnistía Internacional acusa al ejército de matar a civiles desarmados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jornada de tiros, cañonazos y pánico entre la población. Por lo menos 32 personas murieron en la batalla campal en Abiyán entre militares que respaldan al hasta ahora presidente Laurent Gbagbo y seguidores de Alassane Ouattara, reconocido internacionalmente como presidente electo de Costa de Marfil.

Ambos se han declarado vencedores de las elecciones del 28 de noviembre, han jurado sus cargos en ceremonias separadas y han designado su propio gobierno. Los seguidores de Ouattara habían anunciado una marcha para tomar el control de la televisión nacional, la RTI. Como se temía, la marcha degeneró en graves enfrentamientos entre ambos bandos. Además de la treintena de muertos, los heridos se contaban por decenas.

La policía disparó fuego real y apaleó a cientos de manifestantes

A última hora, 800 cascos azules tomaron posiciones alrededor del Hotel Golf de Abiyán para reforzar la seguridad de Alassane Ouattara, cuyo cuartel general y gobierno se encuentra en ese hotel protegido por la ONU.

Desde temprano, militares y policías bloqueaban el paso a los seguidores de Ouattara que trataban de llegar al Hotel Golf o a la televisión nacional. Un grupo de unos 150 civiles, con hojas en la cabeza como traje revolucionario, bajaba corriendo por las inmediaciones del perímetro cercado de la RTI. Cinco vehículos de las autoridades les perseguían, más unos 50 agentes a pie, disparando balas reales, además de gases lacrimógenos. Dos grupos de uniformados apaleaban a dos manifestantes al borde de la carretera. Escenas similares se repetían a lo largo de la ciudad, mientras otros testigos daban cuenta de actos de intimidación de las autoridades dentro de las casas.

Amnistía Internacional denunció que al menos nueve de los muertos eran civiles desarmados. 'Este uso desproporcionado de la fuerza no tiene justificación alguna. Pedimos a las fuerzas de seguridad que cesen estos asesinatos de inmediato', señaló.

Los ex rebeldes trataron de tomar avanzar al sur de la línea d alto el fuego

La Unión Africana, que envió ayer una delegación de urgencia para mediar, ha suspendido a Costa de Marfil como miembro a raíz de la crisis poselectoral, que puede derivar rápido en una reanudación de la guerra.

De hecho, los ex rebeldes de las Fuerzas Nuevas seguidores de Ouattara y que se encuentran en el norte y oeste del país están ya bajando hacia Tiebissou, justo al sur de donde se halla la línea decretada por el alto el fuego acordado en 2003, y ayer trataron de tomar posiciones del Ejército. Sin éxito.