Público
Público

Moratinos apoya la mediación de la Iglesia en Cuba

El ministro se muestra optimista tras hablar con su homólogo cubano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, inició ayer su tercera visita oficial a La Habana mientras el presidente José Luis Rodríguez Zapatero escuchaba en Estrasburgo críticas por la política seguida con Cuba durante la presidencia rotatoria de España.

La visita se produce en un momento especialmente delicado por el grave estado de salud del disidente Guillermo Fariñas, que lleva cuatro meses en huelga de hambre para lograr la liberación de los presos políticos.

Ese es el objetivo que persigue el diplomático español, que ha viajado a la isla para 'acompañar las gestiones de la Iglesia cubana' en su diálogo con el Gobierno de Raúl Castro por la liberación de los presos.

Ayer mismo, Moratinos, acompañado del embajador español, Manuel Cacho, se reunió con el cardenal Jaime Ortega, principal interlocutor en el diálogo con el Gobierno cubano, para analizar la situación. Sin embargo, su primer encuentro fue con el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez.

Aunque ninguno se refirió expresamente a los temas tratados sobre derechos humanos y presos políticos, Moratinos se mostró optimista, convencido de que las jornadas de trabajo que concluyen hoy serán 'positivas y exitosas' para ambos países.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, se mostró favorable a las gestiones de la iglesia cubana ayer en un acto en Torrijos (Toledo) y añadió que 'si Moratinos las apoya, también lo apoyamos a él'.

No obstante, lamentó el empeño del ministro por 'cambiar la política de la Unión Europea en relación a una de las pocas dictaduras que hoy existen en el mundo'.

El secretario general del PP Europeo, AntonioLópez-Istúriz, también defendió el papel de la iglesia, pero criticó que el ministro no visite a Fariñas durante su estancia en La Habana. Se preguntó si no lo hacía por 'miedo'.

Para la secretaria Ejecutiva del PSOE, Elena Valenciano, esa crítica carece de sentido: 'Nadie que vaya de visita oficial a la Habana se ha reunido con los disidentes porque la agenda la marca el Gobierno como ocurre con otros muchos países como, por ejemplo, China'.

La dirigente socialista explicó que Moratinos había trasladado el mensaje para Fariñas de que 'abandone la huelga de hambre'. Valenciano destacó que 'el hecho de que la iglesia cubana protagonice la mediación ha hecho que las aguas se tranquilicen' y resaltó que el Gobierno español y el partido siempre han 'apostado por la herramienta del diálogo', que es lo que está haciendo Moratinos.

El ministro de Exteriores insistió tras su encuentro con su homólogo cubano en que esta visita podría tener consecuencias también en el marco europeo, en el sentido de que podría contribuir a desbloquear la negativa de algunos socios de la UE a superar 'la posición común', vigente desde 1996, en favor de unas nuevas relaciones bilaterales.

Valenciano defiende el trabajo de Moratinos en esta dirección, que comparten en el partido. 'La UE tiene mecanismos de relación bilateral con todo el mundo, incluso con China, pero no con Cuba. ¿Por qué una posición tan cerrada con La Habana?', se pregunta, afirmando que se 'han apreciado cambios.