Público
Público

Muere a los cien años el excapitán nazi Erich Priebke

El que fuera oficial de las SS nunca mostró arrepentimiento por la matanza de 335 italianos en marzo de 1944

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El oficial nazi y autor de crímenes de guerra en Italia durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) Erich Priebke murió hoy a los cien años en su domicilio de Roma en el que se encontraba bajo arresto domiciliario, desde que fuera deportado a Argentina en 1995 tras haber ofrecido una entrevista a la televisión estadounidense en la que admitía en ella su papel en la masacre. 'Sí, estaba allí, pero eso fue ordenado por nuestros comandantes', aseguró Priebke: 'No cometimos un crimen: una orden es una orden... yo tenía que ejecutarla'.

Priebke, berlinés de nacimiento, fue capitán de las SS y destinado a Italia en el año 1943 donde participó en la 'Matanza de las Ardeatinas'. La matanza de la Fosas Ardeatinas ocurrió el 24 de marzo de 1944 cuando 335 italianos —en su mayoría presos políticos recluidos en la cárcel romana de Regina Coeli y 75 judíos escogidos al azar— fueron fusilados por los nazis en represalia por la muerte de 33 soldados alemanes en un atentado cometido el día anterior por los partisanos en la Via Rasella, donde se encontraba la sede romana de la Gestapo. Los fusilamientos se ejecutaron en las Fosas Ardeatinas, a 14 kilómetros al sur de Roma, y la operación estuvo dirigida por el teniente coronel Herbert Kappler, jefe de la Gestapo en Roma durante la ocupación, y en la misma participaron el capitán de las SS Erich Priebke y el mayor Karl Hass.

Finalizada la II Guerra Mundial (1945) Priebke fue internado en un campo británico de prisioneros, del que se escapó en 1946, y huyó a Argentina, como otros muchos centenares de nazis. Tras permanecer cinco años en Buenos Aires con su esposa, en 1951 se trasladó a la ciudad de Bariloche donde permaneció hasta ser descubierto por la prensa en 1994 lo que supuso su extradición a Italia. En Italia fue condenado a cadena perpetua en 1998, fecha desde la que permanecía bajo arresto domiciliario dada su avanzada edad.