Público
Público

Las mujeres podrán conducir en Arabia Saudí

El rey saudí, Salman bin Abdelaziz, ordena emitir permisos de conducir para las mujeres, que tenían prohibido ponerse al volante de un vehículo en el ultraconservador país musulmán. La orden real entrará en vigor el próximo junio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Una mujer desafía las prohibiciones de Arabia Saudí al conducir un coche. / ARCHIVO

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, ordenó este martes emitir permisos de conducir para las mujeres, que hasta el día de hoy tenían prohibido ponerse al volante de un vehículo en el ultraconservador país musulmán. La agencia oficial de noticias saudí, SPA, informó de que la orden real entrará en vigor en junio próximo, pero no ofreció más detalles sobre su aplicación.

Asimismo, el monarca estableció un comité formado por los Ministerios de Interior, Hacienda, Trabajo y Desarrollo Social para que presente sus recomendaciones sobre el asunto en un plazo de treinta días. Según SPA, el comité estudiará cómo aplicar la directiva del rey y homologar la ley de tráfico para que incluya a las mujeres "con igualdad" respecto a los hombres.

La agencia explicó que la decisión fue tomada después de que la mayoría de los miembros de la Autoridad de los Ulemas del reino no se opusiera a que las mujeres conduzcan, dentro de "las garantías de la 'sharía' (ley islámica) para evitar (los) problemas" que pudieran surgir.

Asimismo, la orden se basa en "las consecuencias negativas de no permitir a la mujer conducir un vehículo y las previsibles ventajas de permitirle" hacerlo, de acuerdo con SPA. 

Hasta ahora, las mujeres no podían llevar un vehículo en Arabia Saudí y necesitaban contar con un conductor privado o un familiar varón que las ayudara en sus desplazamientos. 

Activistas de los derechos de las mujeres han hecho campañas desde hace años para revertir la prohibición, que ha llevado al arresto de decenas de saudíes que se han atrevido a ponerse al volante como forma de protesta. 

Esta medida se enmarca en las reformas que lleva a cabo el rey Salman desde su llegada al trono en 2015, que han supuesto pequeñas mejoras para las mujeres saudíes, que aún así siguen sujetas a un sistema de tutoría del hombre.