Publicado: 01.06.2014 12:04 |Actualizado: 01.06.2014 12:04

La NSA recopila millones de fotos de usuarios de internet para su base de datos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Según publican James Risen y Laura Poitras en The New York Times, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) está almacenando un gran número de fotos de personas a través de sus operaciones mundiales de vigilancia tras interceptar las comunicaciones. Según recogen Poitras y Risen, el objetivo es usarlas en un programa de reconocimiento facial muy sofisticado, tal y como consta en documentos secretos filtrados por Edward Snowden.

La dependencia de la agencia de espionaje del reconocimiento facial ha crecido significativamente en los últimos cuatro años. Se ha convertido en un nuevo software para aprovechar la avalancha de imágenes incluidas en los correos electrónicos, los mensajes de texto, las redes sociales, las videoconferencias y otras comunicaciones, según revelan los propios documentos de la NSA. Con esta información, combinando las imágenes con datos de sus investigaciones, podrían determinar si un sospechoso tiene un pasaporte válido o averiguar si los informantes han dicho algo acerca de esa persona. Incluso puede detectar cambios sutiles de la apariencia, como la barba o el bigote, y vincular fotos a información de satélites para localizar a alguien. Según los documentos filtrados desde 2011, la NSA descarga aproximadamente 55.000 imágenes al día en su programa con millones de personas identificadas.

Interceptan las imágenes de correos electrónicos, redes sociales o chats

Una presentación de la NSA de 2011, por ejemplo, muestra varias fotografías de un hombre no identificado - a veces con barba , otras veces afeitado - en diferentes escenarios, con más de dos docenas de puntos de datos acerca de él . Estos incluyen si estaba en la lista de la Administración de Seguridad del Transporte de exclusión aérea, su pasaporte y visa, socios conocidos o presuntos vínculos terroristas y comentarios acerca de él por los informantes de las agencias de inteligencia estadounidenses .

Aunque la misión principal de la NSA es la inteligencia extranjera, no está claro si las fotos de los estadounidenses fueron capturadas en esa base de datos. Al mismo tiempo un portavoz de la NSA dijo que la agencia podría obtener una orden judicial para recoger imágenes de ciudadanos estadounidenses.

"No estaríamos haciendo nuestro trabajo si no buscamos formas de mejorar la precisión de las señales de las actividades de inteligencia para contrarrestar los esfuerzos de los objetivos de inteligencia extranjeros válidos para encubrir los planes de dañar a Estados Unidos y sus aliados", dijo Vanee M. Vines, portavoz de la agencia. Añadió que la NSA no tuvo acceso a las fotografías de las bases de datos del Estado, las de las licencias de conducir o las fotos de pasaporte de los estadounidenses, aunque declinó decir si la agencia no tenía acceso a las del Departamento de Estado, en el que están las fotos de los solicitantes de visados ​​extranjeros. Ella también se negó a decir si la NSA ha hecho o está haciendo una recogida de las imágenes faciales de los estadounidenses de Facebook y otras redes sociales a través de medios distintos de comunicaciones interceptadas.

"Hay muy pocos límites en esto", afirmó la directora del Centro de Seguridad Nacional No está claro cuántas personas en todo el mundo, incluidos estadounidenses, podrían haber sido investigados. Ni las leyes federales de privacidad, ni leyes de vigilancia de la nación proporcionan protecciones específicas para las imágenes faciales. La propia Laura Donohue, directora del Centro de Seguridad Nacional y el Derecho en la Facultad de Derecho de Georgetown, afirmó que "hay muy pocos límites en esto".

Defensores de las libertades civiles y otros críticos están preocupados de que el poder de la tecnología esté mejorando, que se esté utilizando por el gobierno y la industria erosionando la privacidad. "El reconocimiento facial puede ser muy invasivo", dijo Alessandro Acquisti, un investigador en la tecnología de reconocimiento facial de la Universidad Carnegie Mellon. "Todavía hay limitaciones técnicas en él, pero la potencia de cálculo sigue creciendo y las bases de datos igual".