Público
Público

Obama decide mantener su estrategia para Afganistán

La ofensiva contra los talibanes no ha dado los resultados previstos por EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barack Obama no cambia de momento su estrategia en Afganistán. Así lo ha asegurado en un informe rutinario al Congreso en el que no anunció mayores novedades en su estrategia bélica.

Se espera que el presidente estadounidense haga balance de su política afgana a finales en diciembre, cuando se cumpla un año de su decisión de enviar 30.000 soldados de refuerzo para acabar de una vez con los talibanes y permitir un repliegue gradual en verano de 2011, plazo que parece cada vez más improbable.

En la carta que acompaña el informe sobre la actuación de Estados Unidos en Afganistán y Pakistán, Obama deja claro que mantendrá en pie la estrategia delineada en diciembre de 2009 en West Point.

'Continuamos aplicando la política tal como fue descrita en diciembre y no creemos que se requieran más ajustes en este momento', señaló el mandatario en la misiva enviada a líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso, que desde la semana pasada está en receso para permitir a sus miembros hacer campaña en las legislativas de noviembre.

El único cambio destacado por Obama fue el nombramiento del general David Petraeus como máximo responsable militar en Afganistán, tras el cese fulminante del general Stanley McChrystal, el pasado junio.

El lunes por la noche, Obama mantuvo una conversación telefónica de media hora con el presidente afgano, Hamid Karzai, que tantos quebraderos de cabeza suele dar a la Casa Blanca, sobre 'la visión estratégica a largo plazo de las relaciones bilaterales, las recientes elecciones en Afganistán y la situación de la región'.

Aunque la ofensiva contra los bastiones talibanes no está de momento dando los resultados previstos, Estados Unidos ha reforzado sus ataques con aviones teledirigidos en la frontera entre Afganistán y Pakistán para tratar de eliminar a los líderes insurgentes.

Prueba de ello, la muerte, el lunes, de cinco milicianos alemanes, presuntamente relacionados con las recientes amenazas de atentados en Europa, por un misil estadounidense en la zona fronteriza con Pakistán.