Público
Público

Obama: "Estados Unidos nunca se retirará del mundo"

Hillary Clinton declara que la Primavera Árabe "no han cambiado la tiranía de un dictador por la tiranía de una multitud violenta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha vuelto a prometer 'justicia' tras las agresiones sufridas en los últimos días por varias representaciones diplomáticas estadounidenses en países de mayoría musulmana y que han costado la vida a cuatro ciudadanos norteamericanos. El mandatario ha querido dejar 'clara' una cosa: 'La justicia caerá sobre quienes ataquen a estadounidenses', ha advertido. 

Obama ha acudido a la Base de la Fuerza Aérea Andrews, en Maryland, para recibir los cuerpos de estos cuatro fallecidos, entre ellos el embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens. Junto a Stevenes, en el asalto del martes al consulado en Benghazi murieron el funcionario del Departamento de Estado Sean Smith y los guardias Tyrone Woods y Glen Doherty. 'Seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestras manos para proteger a los estadounidenses que sirven al Gobierno en otras países', ha destacado Obama, quien ha apostado por 'incrementar la seguridad' de las legaciones y colaborar con los países de acogida que 'tienen la obligación de dar seguridad'.

Obama: 'La justicia caerá sobre quienes ataquen a estadounidenses'

El mandatario, que habló junto a la secretaria de Estado Hillary Clinton recordó que, ante las masivas protestas desatadas por un vídeo antimusulmán en todo el mundo, los Gobiernos deben respetar su 'obligación' de proteger al personal diplomático estadounidense. Los cuatro fallecidos en Libia 'encarnaban el ideal estadounidense de que podemos dejar las cosas un poco mejor de como estaban' y mostraron al mundo que 'no sólo nos preocupan nuestros intereses, sino también los suyos', indicó Obama.

'Estados Unidos nunca se retirará del mundo', aseguró. 'Nunca dejaremos de trabajar por la dignidad y la libertad que cada persona merece, sin importar su credo', agregó. El presidente aseguró que ante las 'duras imágenes' que han llegado hoy desde todo el mundo, él recuerda a un hombre que salió a la calle con una pancarta que decía 'Chris Stevens fue un amigo para todos los libios'.

Por su parte, Hillary Clinton instó a los Gobiernos en el mundo musulmán a controlar las revueltas, al señalar que los países de la Primavera Árabe 'no han cambiado la tiranía de un dictador por la tiranía de una multitud violenta'. 'La gente responsable y los líderes responsables en estos países tienen que hacer todo lo que puedan para restaurar la seguridad y traer a la justicia a aquellos que están detrás de estos actos violentos', consideró la secretaria de Estado.