Público
Público

Obama felicita a los libios por ganar la "revolución"

El presidente de EEUU evita pronunciarse sobre el modo en que murió Gadafi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Habéis ganado vuestra revolución', ha afirmado Barack Obama en sus primeras declaraciones tras la muerte de Gadafi.

'Este es el final de un capítulo largo y doloroso para el pueblo libio, que ahora tiene la oportunidad de definir su propio destino en una nueva Libia democrática', ha declarado el presidente de EEUU al recordar que el éxito de la operación de la OTAN se produjo sin la presencia 'de un sólo soldado' sobre el terreno.

'Hace tan sólo un año, la noción de una Libia libre parecía imposible', ha resaltado Obama en una brevísima intervención en los jardines de la Casa Blanca. 'Pero la gente se sublevó' y con el respaldo de la Alianza, consiguió acabar con un régimen que 'torturó a sus ciudadanos' y 'despilfarró la riqueza' del país. El presidente ha evitado referirse a las circunstancias de la muerte del líder libio.

Dice que el fin del dictador libio augura el final de la 'era de la mano de hierro'

La caída de Gadafi lanza un mensaje a la región sobre el final de la era de las dictaduras, la 'era de la mano de hierro', ha enfatizado. Obama ha pedido al Gobierno de transición libio la creación de una sociedad 'incluyente, tolerante y democrática' y el compromiso de garantizar 'la seguridad de sustancias peligrosas' y el respeto de los derechos humanos 'incluso de los prisioneros'. La transición libia será un 'camino largo' y pasará por 'días difíciles', ha anticipado.

El mandatario ha enfatizado que Washington se limitó, en los ocho meses de operaciones de la OTAN, a dar un apoyo logístico a sus aliados liderados por Francia y Gran Bretaña, después de retirarse de la primera línea en abril, una táctica que el vicepresidente Joseph Biden presentó como una opción de futuro.

De hecho, la intervención en Libia ha marcado un punto de inflexión en la política exterior de la Casa Blanca. Una nueva estrategia definida hace unos meses por un alto responsable del Gobierno como 'el liderazgo desde la retaguardia'. Una postura que espera continuar y que se confirmó el martes con la visita de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, a Trípoli. 'Seguimos comprometidos con el pueblo libio en su transición', dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, sin dar más detalles.

La transición 'será un camino largo y pasará por días difíciles', advierte

La legalidad de la intervención fue cuestionada por los republicanos, que argumentaron que Obama necesitaba una orden explícita del Congreso para seguir luchando contra las fuerzas de Gadafi. El presidente se vio obligado en junio a explicar, en una carta a los legisladores, la argumentación legal para seguir participando en la campaña de la OTAN.

Los conservadores se han congratulado de la muerte de Gadafi que 'marca el final de la primera etapa de la transición', según ha dicho el senador John McCain.