Público
Público

Obama no tiene "una bola de cristal" para saber cuándo salen de Afganistán

El presidente niega tras el G-8 un acuerdo para retirar las tropas en cinco años. El mes de junio, el más sangriento desde que empezó la guerra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barack Obama prefiere no hacer avances sobre nada de lo que tenga que ver con una hipotética retirada de Afganistán. Después de la destitución del General Stanley McChrystal por publicar al Gobierno en un reportaje en Rolling Stone y el nombramiento de David Petareus como nuevo responsable del Ejército, el presidente estadounidense quiere dejar pasar un poco la polémica en torno a a batalla contra los talibanes.

Tras la reunión con el G-8 este fin de semana, Obama dijio no tener 'una bola de cristal' para saber cuándo se retirarán y dijo que parece que hay una 'obsesión' en torno a la salida de las tropas. 'Parece que el debate en torno a Afganistán se centra ahora mismo en si nos vamos inmediatamente o si nos quedamos para siempre pase lo que pase', dijoen tono irónico el presidente.

La situación es complicada para las aspiraciones de la OTAN. El cambio de McChrystal puede hacer mucho daño ya que ahora mismo no hay una línea clara a seguir. Mientras tanto, siguen muriendo soldados extranjeros en Afganistán.

Durante el fin de semana han falecido seis soldados: un polaco, un británico y cuatro noruegos, en varios ataques. En lo que va de año, según datos de la agencia Reuters, han muerto 310 militares, mientras que en todo 2009 murieron 520. Junio, además, está siendo el mes más nefasto para las tropas de la ISAF, con 90 fallecidos.

Por su parte, el presidente afgano, Hamid Karzai, se reunirá mañana con los mandos del Ejército. Según el diario the Guardian, sobre la mesa estará la posibilidad de comenzar el diálogo de paz con uno de los jefes talibanes más importantes, aunque los analistas creen que esto no haría más que desestabilizar al débil Gobierno.

El jefe de la oposición, Abdullah Abdullah, dijo al periódico británico que parece que 'ninguno de los actores está de acuerdo con la estrategia a seguir'. 'Karzai se está hundiendo y se va a llevar a la comunidad internacional con él'.

'Si cree que puede dar a los talibanes unas cuantas provincias y ministerios [para lograr la paz], ellos simplemente aceptarán el regalo y luego le echarán', dijo.