Público
Público

Obama: "La reforma acabará con los abusos del sector"

El presidente de EEUU, satisfecho por la aprobación de la reforma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama se congratuló este jueves por la aprobación de la reforma financiera, que no solo supondrá el fin de los 'abusos' del sector, sino que establecerá la 'mayor protección del consumidor' de la historia.

En una declaración en los jardines de la Casa Blanca, tras aterrizar procedente de Michigan, Obama se refirió a las dificultades que han pasado las familias a causa de los excesos del sector, y la posterior crisis financiera.

Así, dijo que la ley 'aportará mayor seguridad al ciudadano de a pie', que se sentirá por primera vez seguro al firmar la letra pequeña de los contratos financieros, que 'hasta ahora eran apenas comprensibles'.

A partir de ahora, los ciudadanos se sentirán mas seguros gracias a la 'información clara y concisa que necesitan para tomar sus decisiones financieras'.

'Esta reforma acabará con las prácticas abusivas y sin escrúpulos de los prestamistas, acabará con los subidas injustas de los tipos de interés en las tarjetas de crédito, y con las comisiones inesperadas en las cuentas bancarias', explicó.

'Esta reforma pondrá en marcha la mayor protección de la historia para el consumidor'

Insistió en que 'esta reforma pondrá en marcha la mayor protección de la historia para el consumidor del sector financiero'.

'Esta reforma traerá responsabilidad y rendición de cuentas a la banca' y 'traerá seguridad a las familias y a los negocios', dijo Obama, que tiene previsto firmar la ley la próxima semana.

En su intervención, Obama culpó a la 'irresponsabilidad' con la que ha funcionado el sector financiero en los últimos años, y que fue lo que abocó a EEUU a una de las peores crisis de su historia.

'La temeridad y la irresponsabilidad de algunos sectores de Wall Street acabaron por infectar a la economía en su conjunto, una irresponsabilidad que provocó la pérdida de millones de puestos de trabajo, y la pérdida de los ahorros de millones de ciudadanos', afirmó.