Público
Público

Ocho extranjeros de una ONG mueren tiroteados en Afganistán

Los talibanes se atribuyen el atentado. Entre las víctimas se cree que hay estadounidenses, alemanes y británicos.  Otros dos afganos también podrían haber resultado muertos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ocho extranjeros, que se cree eran trabajadores médicos de una organización humanitaria, murieron a manos de hombres armados en el aislado noreste de Afganistán, informaron la policía y responsables.

Los talibanes se atribuyeron la responsabilidad de las muertes a través de su página web y acusaron a los trabajadores médicos de difundir el cristianismo. Zabihullah Mujahid, portavoz de los talibanes, dijo a Reuters desde una ubicación no revelada que se hallaron biblias traducidas al Dari.

Los insurgentes dijeron haber matado ayer a 'nueve extranjeros y un traductor afgano' que no detuvieron sus vehículos cuando los talibanes intentaban darles el alto. 'Los nueve tenían documentos de inteligencia que muestran que eran espías', aseguró el movimiento talibán.

La policía afgana dijo que ocho extranjeros, incluidos seis alemanes, fueron acribillados junto a tres afganos. Aqa Noor Kentuz, jefe de policía de la provincia de Badakshan, dijo que los cuerpos 'llenos de disparos' de seis alemanes, dos estadounidenses y tres afganos fueron hallados el sábado. Se cree que fueron ejecutados hace varios días.

Kentuz dijo que los extranjeros se habían identificados como médicos, mientras que algunos informaciones sostienen que eran turistas. Agregó que habían estado acampando cerca de la selva en un tour a Badakshan y Nuristán cuando fueron atacados por hombres armados no identificados. Documentos de viajes fueron hallados cerca de los cadáveres, sostuvo. 'Antes de su viaje les advertimos que no recorrieran las selvas en Nuristán, pero ellos dijeron que eran médicos y que nadie iba a herirlos', declaró Kentuz.

Jamaluddin Badr, gobernador de la cercana provincia de Nuristán, también dijo que el grupo estaba integrado por médicos que visitaban varios distritos en Nuristán y Badakshan, ayudando al los afganos en la zona.

La Misión de Asistencia Internacional, que se describe a sí misma como una 'organización cristiana de caridad sin ánimo de lucro' que ayuda a los afganos en temas de salud y económicos desde 1966, dijo que parecía que los muertos eran parte de un equipo de oftanmólogos. 'Es posible que ellos sean miembros del equipo de cuidado de los ojos de la Misión de Asistencia Internacional', dijo el grupo en su sitio en Internet. Agregó que el equipo había estado en Nuristán y regresaba a Kabul.

Sin embargo, Dirk Frans, director de la organización, dijo que 'presumiblemente' los asesinados son seis estadounidenses, un británico y un alemán.

'Tenemos motivos para creer que varios ciudadanos estadounidenses están entre los fallecidos. No podemos confirmar detalles en este momento', dijo la portavoz de la embajada de Estados Unidos, Caitlin Hayden, en un comunicado.  Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania en Berlín, por su parte, dijo que estaban revisando las informaciones con su embajada en Kabul y que no le era posible realizar comentarios hasta que exista más información disponible.

La violencia en Afganistán está en su peor nivel desde que las fuerzas lideradas por Estados Unidos y grupos armados afganos derrocaron a los talibanes en 2001. Junio fue el mes más más sangriento para las fuerzas extranjeras en Afganistán desde entonces, con más de 100 muertos.

Cientos de civiles afganos también han muerto este año debido a que quedan atrapados en el fuego cruzado. Las muertes de turistas, sin embargo, son mucho menos comunes y no estaba inmediatamente claro por qué el grupo estaba en una zona que se sabe es frecuentada por talibanes y otros grupos insurgentes como la red Haqqani.

La Fuerza de Asistencia de Seguridad Internacional en Afganistán liderada por la OTAN dijo que no participó en el incidente y que por lo tanto no tenía información.

A pesar de la cifra récord de fuerzas extranjeras en Afganistán, que alcanza a unos 140.000 soldados apoyados por decenas de miles de fuerzas afganas, los talibanes han extendido su campaña más allá de sus poderosas bases en el sur y el este del país, hacia el norte y otras zonas en años recientes. Nuristan y Badakshan están están cerca de la frontera de Afganistán con Pakistán.