Publicado: 11.03.2016 22:16 |Actualizado: 11.03.2016 22:16

La ONU alerta de la "catastrófica" situación en Sudán del Sur

El conflicto civil que estalló en diciembre de 2013 ha provocado que haya más de dos millones de sursudaneses desplazados,  que "cientos de miles" hayan sido asesinados, y que se produzcan continuos ataques contra civiles, violaciones y otros delitos sexuales

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
Mujeres y niños refugiados en un campamento de Médicos Sin Fronteras, en Bentiu, Sudán del Sur. AFP / ALBERT GONZALEZ FARRAN

Mujeres y niños refugiados en un campamento de Médicos Sin Fronteras, en Bentiu, Sudán del Sur. AFP / ALBERT GONZALEZ FARRAN

GINEBRA.- Varias agencias de la ONU (Unicef, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Alto Comisionado de Derechos Humanos) alertaron este viernes sobre la "catastrófica" situación que existe en Sudán del Sur desde que estalló la violencia en diciembre de 2013.

Según un informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, el conflicto civil ha provocado que haya más de dos millones de sursudaneses desplazados, y que "cientos de miles" hayan sido asesinados.

A su vez, los datos proporcionados por ACNUR señalan que en el último año unos 14.000 sursudaneses se han refugiado en Uganda y 11.000 en el Congo, mientras que desde 2013 otras 900.000 personas han huido a la República Centro Africana, un país en donde la situación política y de seguridad también es muy volátil.



Todos estos refugiados y desplazados huyen de la escalada de violencia documentada por las Naciones Unidas, que alerta de que los ataques contra la población civil y, en concreto, los de tipo sexual, se han exacerbado.

De hecho, desde 2013, todas las partes del conflicto han llevado a cabo ataques contra civiles, violaciones y otros delitos sexuales, detenciones arbitrarias, secuestros y privaciones de liberación, desapariciones e incluso han atacado a personal e instalaciones de la ONU, según un informe del Alto Comisionado de Derechos Humanos.

Miembros del Ejército Popular de Liberación de Sudán, montados en un camión salen de la la capital Juba, de acuerdo con el acuerdo de paz firmado en agosto entre el Gobierno y la oposición. AFP / Samir Bol

Miembros del Ejército Popular de Liberación de Sudán, montados en un camión salen de la la capital Juba, de acuerdo con el acuerdo de paz firmado en agosto entre el Gobierno y la oposición. AFP / Samir Bol

Sólo entre abril y septiembre de 2015, la ONU registró en una de las provincias del país más de 1.300 violaciones, lo que sugiere que "los abusos sexuales se están utilizando como arma de guerra y como práctica aceptable entre las milicias". El documento describe que incluso, las mujeres se tratan como propiedades y son forzadas a desplazarse allí donde lo hagan sus agresores, algunas obligadas a casarse con ellos, y otras devueltas al hogar donde también sufren violencia doméstica por la vergüenza y el estigma de haber sufrido una violación.

La violencia sexual también afecta a los niños en el país, donde desde el inicio del conflicto, la ONU ha registrado 702 casos de violaciones a menores de hasta 9 años. Asimismo, desde 2014 se han reclutado a unos 617 menores, aunque las agencias temen que esta cifra sea mayor.

En este sentido, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó de que la ayuda humanitaria para el país está a punto de colapsar, lo que pondrá a cientos de miles de niños en peligro.

Niños y jóvenes refugiados en el campamento de Al Fashir, en Darfur del Norte. REUTERS / Mohamed Abdallah Nureldin

Niños y jóvenes refugiados en el campamento de Al Fashir, en Darfur del Norte. REUTERS / Mohamed Abdallah Nureldin

Desde la agencia humanitaria advirtieron que sólo se ha conseguido recaudar el 18% de lo solicitado, por lo que 3,3 millones de niños se quedarán sin vacunas contra el sarampión, 260.000 no podrán volver a la escuela y 7.300 no podrán ser reunidos con sus familias. Además, Unicef dijo que las reservas esenciales de alimentos se acabarán en agosto, un hecho que unido a la época de "vacas flacas" que se espera para mayo, dejará a 40.000 personas en riesgo de inanición.

La pobreza también se ha incrementado de manera alarmante en las ciudades, debido a que los precios de los alimentos se han disparado. Concretamente, en Juba, la capital, la tasa de malnutrición infantil es tres veces más alta que en las zonas rurales colindantes.

El portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke, expresó en rueda de prensa su preocupación por la escasa financiación recibida (un 7,8% del total, unos 100 millones de dólares) por los donantes para atajar la situación en Sudán del Sur. "Sabemos que lleva tiempo conseguir el dinero, pero a estas alturas (la ayuda se pidió en diciembre) esperábamos contar con una cifra más alta", se lamentó. 

Etiquetas