Publicado: 09.10.2015 20:39 |Actualizado: 09.10.2015 20:39

La ONU anuncia la formación de un gobierno de unidad nacional en Libia

León explicó que la ONU ha propuesto la lista de los miembros que formarán el gobierno de unidad nacional, y subrayó que espera una acogida favorable por parte de los parlamentos en conflicto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El enviado especial de la ONU en Libia, Bernardino León, anuncia la propuesta para formar un gobierno de unidad nacional. AFP

El enviado especial de la ONU en Libia, Bernardino León, anuncia la propuesta para formar un gobierno de unidad nacional. AFP

SJIRAT (Marruecos).- El enviado especial de la ONU en Libia, Bernardino León, anunció esta madrugada en la localidad marroquí de Sjirat la formación de un gobierno de unidad nacional que deberá ser aprobado por los dos parlamentos rivales libios.

León explicó que la ONU ha propuesto la lista de los miembros que formarán el gobierno de unidad nacional, y subrayó que espera una acogida favorable por parte de los parlamentos en conflicto.

En una rueda de prensa en Sjirat, León anunció la formación del consejo presidencial con Faiz Serraj, de 55 años de edad y parlamentario independiente, como primer ministro, así como tres viceministros y dos ministros de Estado.



Además de esta lista, el enviado especial de la ONU anunció otra compuesta por personalidades propuestas por los participantes en el diálogo político libio.

"Suponemos que la propuesta (de formación de gobierno de unidad nacional) será acogida por los libios posiblemente con cierto escepticismo porque la situación ahora en el país es difícil", explicó León, mientras que destacó que este gobierno será presentado el próximo 20 de octubre.

"Suponemos que la propuesta (de formación de gobierno de unidad nacional) será acogida por los libios posiblemente con cierto escepticismo , explicó León

La delegación del Congreso Nacional General (CNG), representado por un gobierno con sede en Trípoli, no asistió a la reunión celebrada hoy en la que participó el Congreso de Diputados de Tobruk, reconocido internacionalmente, así como representantes de los consejos municipales libios y actores independientes.

Ya anoche desde Trípoli, el CNG dejó clara su postura al decidir no entregar la lista de candidatos para este gobierno de unidad nacional anunciado hoy por la ONU, y pidió nuevas enmiendas al acuerdo de paz propuesto por Naciones Unidas.

La decisión supuso un nuevo desafío al proyecto presentado a finales de septiembre por León, quien se mantuvo firme y advirtió de que ya no se admitirían más enmiendas.

Tras meses de complejas negociaciones y enmiendas, el diplomático español presentó a finales de septiembre un plan de paz que calificó como cerrado y definitivo, y pidió a los gobiernos rivales que lo aprobaran o rechazaran.

Ayer, el representante de la ONU insistió en que el proceso para la formación del gobierno de unidad nacional seguiría adelante incluso si no se sumaba el CNG, que formalmente controla la capital y cerca del 75 por ciento del país.

La ONU también propuso al candidato para la presidencia del Consejo de Estado y a Fathi Bechara, como presidente del Consejo Nacional de Seguridad.

Por ello, esta noche León indicó que los participantes en el diálogo político "tendieron la mano" al CNG mediante la propuesta de dos personalidades en estas listas, Ahmed Maatiq y Mohamed Amari, ambos apoyados por el gobierno de Trípoli.

La ONU también propuso al candidato para la presidencia del Consejo de Estado y a Fathi Bechara, como presidente del Consejo Nacional de Seguridad.

Libia es un Estado fallido, víctima de la guerra civil y el caos, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura de Muamar el Gadafi.

Desde las últimas elecciones, el poder ha estado dividido entre Tobruk y Trípoli, gobiernos a los que apoyan distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de armas, petróleo, personas y drogas.

Del enfrentamiento se aprovechan grupos yihadistas vinculados a las organizaciones terroristas Al Qaeda en el Magreb Islámico y Estado Islámico (EI), que han ganado terreno y extendido su influencia al resto del norte de África.