Público
Público

Venezuela La oposición venezolana dice reunir 7 millones de votos y da por "revocado" a Maduro

El 98,4% de los votantes se pronuncia en contra de la Asamblea Nacional Constituyente que promueve Nicolás Maduro en una consulta rechazada por el Gobierno por no tener garantías democráticas: se votó en urnas de cartón y con un censo incompleto.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 12
Comentarios:

Imagen de la conferencia de prensa en el que se ofrecieron los resultados de la consulta. | MIGUEL GUTIÉRREZ (EFE)

La oposición venezolana ha logrado reunir siete millones de votos contra Nicolás Maduro. Los resultados de la consulta popular no vinculante que se realizó este pasado domingo en Venezuela arrojaron que el 98,4% de los ciudadanos que votaron en el territorio de Venezuela lo hicieron en contra la formación de la Asamblea Nacional Constituyente que promueve el presidente, Nicolás Maduro, para cambiar la Constitución. 

La oposición no dudó en calificar de éxito la convocatoria en la que dentro del territorio nacional participaron 6.492.381 de ciudadanos  a los que hay que sumar la fuerte presencia del exilio venezolano: los ciudadanos que votaron en el exterior sumaron 693.789.

La consulta simbólica de la oposición se desarrolló de forma paralela y simultánea a la votación convocada por el Poder Electoral para ensayar los comicios de la Asamblea Constituyente, el llamado ensayo electoral constituyente impulsado por el Gobierno de Nicolás Maduro. Este ensayo fue calificado de "éxito" por el Gobierno venezolano, aunque no hay aún cifras concretas de participación. 

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, dijo hoy que el hecho de que la oposición haya conseguido casi siete millones de votos a favor de su propuesta en el plebiscito convocado contra el Gobierno deja al presidente del país, Nicolás Maduro, prácticamente "revocado".

"Con los votos que hoy manifestó el pueblo venezolano matemáticamente Nicolás Maduro está revocado el día de hoy, ese era el miedo que se le tenía al referendo revocatorio y por eso se impidió, por eso el Gobierno no quiere hacer elecciones más nunca", dijo a la prensa Borges tras conocerse los resultados electorales.

El opositor aseguró que la denominada consulta popular se llevó a cabo "con total pulcritud y confianza" y que los venezolanos contaron con menos centros de votación que en cualquier otra contienda nacional.

"Sin embargo, el pueblo superó todos los obstáculos, no solamente el que hubieran menos lugares para votar sino que superó el miedo, superó la violencia, superó las amenazas del Gobierno a los empleados públicos, a las personas que reciben programas sociales y la gente se plantó en todas partes de Venezuela", prosiguió.

Para este proceso la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) habilitó 2.030 "puntos soberanos" en todo el país, con 14.404 mesas de votación, y acreditó a 47.272 personas para trabajar en la consulta que, además, contó con unos 100.000 voluntarios desplegados a lo largo del país. En el extranjero fueron habilitados 667 puntos de votación, distribuidos en 602 ciudades de 100 países.

Los votantes de esta contienda, hecha al margen del Poder Electoral y calificada por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro como un acto de militancia política, fueron consultados sobre si están de acuerdo con la Constituyente y, además, con instaurar un gobierno de transición. La votación se desarrolló en urnas de cartón, con un censo incompleto y según el Gobierno de Maduro sin las mínimas garantías democráticas. 

En el proceso se le preguntó a los venezolanos si rechazan la asamblea constituyente impulsada por Maduro, si piden a la Fuerzas Armadas que protejan la Carta Magna vigente y si aprueban la remoción de los titulares de los Poderes Públicos, acusados de servir al chavismo; la celebración de elecciones y la conformación de un gobierno de unidad nacional.

El 98,5% votó afirmativamente para pedir a las Fuerzas Armadas que obedezcan las decisiones de la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, un órgano declarado en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia desde el año pasado lo que ha impedido que sus decisiones tengan efectos prácticos.

Además, el 98,3% del total de participantes (6.384.607) aprobó que se renueven los poderes públicos, se llame a elecciones "libres y transparentes" y se conforme un gobierno de transición y de "unidad nacional".

La cifra obtenida por los opositores es, sin embargo, inferior a los 7.587.579 votos que acumuló Maduro en 2013 cuando fue elegido jefe de Estado y venció al líder opositor Henrique Capriles por menos de dos puntos porcentuales.