Público
Público

Primarias regionales del PSOE Vara y Puig resisten en Extremadura y Valencia y los sanchistas ganan en Cantabria y La Rioja

El líder del PSOE telefoneó a todos los vencedores para trasladarles su felicitación

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5
Comentarios:

Fotografía facilitada por la Candidatura de Guillermo Fernández Vara a la secretaría general del PSOE de Extremadura. EFE

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tendrá que seguir conviviendo cuatro años más teniendo en su estructura territorial a dos importantes “barones” que le dieron la espalda en el proceso de primarias federal apoyando a Susana Díaz, como fueron Guillermo Fernández Vara en Extremadura; y Ximo Puig, en la Comunidad Valenciana. Eso sí, dos fieles al proyecto sanchista —Paco Ocón, en la Rioja; y Pablo Zuloaga, en Cantabria— son desde este domingo nuevos “barones” del PSOE.

Este es el resultado de los primeros cuatro procesos precongresuales que se han celebrado ese domingo, donde también se celebró el Congreso del PSOE de Castilla y León —donde no hubo primarias— en el que se ratificó la continuidad de Luis Tudanca, otro destacado sanchista.

Los presidentes autonómicos de Extremadura y la Comunidad Valenciana, Guillermo Fernández Vara y Ximo Puig, respectivamente; ganaron los procesos internos del partido. El extremeño arrasó en su región y Puig, con menos holgura de la que se reflejó en el proceso de recogida de avales, superó también en torno a quince puntos al rival preferido por Ferraz, el alcalde de Burjassot, Rafael García.
Vara, pese a tener dos rivales en el proceso interno del partido, aceptó el método de la doble vuelta, de tal forma que si ninguno de los tres candidatos alcanzaba el 50% de los votos de la militancia, el próximo domingo las bases deberían de volver a las urnas y elegir entre los dos más votados.

Vara ha logrado un resultado espectacular, cercano al 70%

El extremeño, que el 21 de mayo perdió entre su militancia la apuesta que hacía por la presidenta andaluza —ya que en la región también ganó Pedro Sánchez—, logró un resultado espectacular, cercano al 70% de los sufragios emitidos, dejando a sus rivales muy atrás. No habrá más votaciones, y Vara seguirá otros cuatro años más al frente del socialismo extremeño.

Pese a su enfrentamiento con Sánchez, Vara fue uno de los primero barones en aceptar el resultado de las primarias del 21 de mayo y ,desde el primer minuto, se puso a disposición del nuevo líder del PSOE, con el que ahora mantiene una fluida relación.

En Valencia, Puig aguantó el pulso de Ferraz que apostaba decididamente por García como su sustituto al frente del partido en esta comunidad. El presidente de la Comunidad Valenciana no dobló a su rival en número de votos como hizo en la recogida de avales, pero obtuvo una victoria cómoda, que nunca llegó a estar en peligro, pero que a su vez demuestra la profunda división interna en el socialismo valenciano.

Ocón, ganador en la Rioja, siempre ha estado alineado con  Sánchez y puede convertirse en uno de sus hombres de confianza

Paco Ocón en La Rioja también superó ampliamente a su rival en el proceso interno, y se convierte en el sucesor del ex secretario de Organización del PSOE, César Luena; que no quiso volver a presentarse al cargo. Ocón siempre ha estado alineado con el actual secretario general, y puede convertirse en uno de sus hombres de confianza en el ámbito territorial.

Y, finalmente, en Cantabria ganó también el candidato sanchista, Pablo Zuluaga, que no sólo derrotó a la actual secretara general del partido, Eva Díaz Tezanos, sino a quien también es la actual vicesecretaria general del Gobierno cántabro. Esta victoria a nivel interno, puede llegar hasta provocar una crisis institucional.
Fuente de Ferraz indicaron su satisfacción por el proceso democrático y por la alta participación que ha habido, así como por los resultados que se han dado. Sánchez telefoneó personalmente a todos los vencedores de las primarias a los que les deseo suerte en esta nueva etapa.