Publicado: 19.08.2015 14:18 |Actualizado: 19.08.2015 14:58

La oscura trama de corrupción
en Tianjin que está desvelando la investigación de la explosión

La empresa propiedad del almacén que explotó se aprovechaba de sus contactos con el poder político para llevar a cabo actividades irregulares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vista aérea del lugar de la explosión. REUTERS

Vista aérea del lugar de la explosión. REUTERS

TIANJIN.- Tras la explosión que dejó 114 muertos en la ciudad china de Tianjin, los investigadores se toparon con irregularidades en la gestión del almacén de químicos donde se produjo el suceso, cuatro de cuyos propietarios y directivos fueron arrestados.

La agencia de noticias oficial Xinhua informó hoy de autorizaciones dudosas y nepotismo entre representantes de la "dudosa empresa" Ruihai Logistics y los órganos de supervisión del puerto chino, así como violaciones contra las prescripciones de seguridad.

Además se descubrieron "declaraciones de propiedad falsas" por parte de los gestores del almacén de residuos. Tras Ruihai Logistics estarían Dong Shexuan, hijo de un fallecido ex jefe de la policía del puerto, y Yu Xuewei, un ex gestor del consorcio químico estatal Sinochem, informó Xinhua.



Dong, de 34 años, y Yu eran propietarios del 45 y el 55 por ciento de la empresa a través de intermediarios. "Tenía las acciones a nombre de un compañero de clase por mi padre. Si se filtraban la noticia de que estaba invirtiendo en un negocio, podría haber sido una mala influencia", explicó Dong a Xinhua.

Dong y Yu fundaron la empresa en 2012, aprovechando "las buenas relaciones" de Dong. Esos contactos les ayudaron a conseguir los certificados necesarios de los bomberos y los servicios de seguridad y medioambientales.

Los equipos de rescate chinos en la zona afectada por la explosión en el puerto de la ciudad industrial de Tianjin. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Los equipos de rescate chinos en la zona afectada por la explosión en el puerto de la ciudad industrial de Tianjin. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

"Tenía conexiones con la policía y los bomberos. Cuando necesitábamos una inspección de los bomberos, me reunía con los oficiales de la brigada de bomberos del puerto de Tianjin. Les entregaba los documentos y nos llegaba pronto el dictamen", agregó Dong. El hijo del fallecido jefe de policía no especificó si hubo sobornos o prevaricación.

Entre octubre de 2014 y junio de 2015 la empresa transportó productos químicos sin permiso, informaron los investigadores, según Xinhua. "Cuando la licencia expiró, pedimos una extensión. No dejamos de operar porque no pensamos que fuese un problema. Muchas otras compañías siguieron trabajando sin licencia", dijo uno de los directivos de Ruihai, Yu Xuewei.

También la ubicación del almacén suponía otra violación de las de seguridad, pues se encontraba a sólo 560 metros de edificios de viviendas a pesar de que la distancia mínima era de 1.000 metros.

"La primera compañía de evaluación de seguridad dijo que nuestros almacenes estaban demasiado cerca de un edificio de apartamentos. Pero después encontramos otra empresa que nos dio los documentos que necesitábamos", reconoció Dong.

El siniestro se produjo la noche del miércoles pasado, cuando se desató un incendio un almacén de Ruhai que contenía unas 3.000 toneladas de productos químicos. Después se produjeron varias explosiones que devastaron esa zona de la ciudad. Los trabajos de desescombro en entre las ruinas y el enorme cráter que se abrió en la zona avanzan con lentitud.

Según la televisión estatal, todavía hay 65 desaparecidos y más de 670 heridos, 40 de ellos en estado grave. De los 114 fallecidos ya fueron identificados 101, entre ellos 53 bomberos y siete policías. Los primeros equipos de bomberos que llegaron al lugar no sabían que en el almacén había productos químicos peligrosos. Por ello utilizaron agua para sofocar el incendio, lo que pudo haber generado explosiones al reaccionar con los productos químicos.