Público
Público

El pacto militar con EEUU derriba al 'premier' japonés

Hatoyama dimite por incumplir su promesa de retirar la base de Okinawa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras sólo ocho meses de Gobierno, el primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, presentó hoy su dimisión ante la lluvia de críticas que ha suscitado la reciente firma de un acuerdo con Washington para mantener una base militar estadounidense en la isla de Okinawa.

Hatoyama, líder del Partido Democrático (PDJ), habíaprometido en su campaña electoral trasladar la polémica base militar de Futenma fuera de la isla de Okinawa, en el sur del país. Sin embargo, la semana pasada, el Gobierno firmó un nuevo acuerdo con la Casa Blanca para mantener estas instalaciones, con la condición de que fueran trasladadas a una zona menos poblada de Okinawa.

El pacto, firmado durante la visita de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, a Tokio, se produjo en medio de la escalada entre las dos Coreas por el hundimiento del buque de guerra surcoreano Cheonan, que Seúl atribuye a un torpedo de Pyongyang.

El presidente de EEUU, Barack Obama, y Hatoyama insistieron en que el acuerdo es esencial para mantener un frente unido ante las amenazas de Corea del Norte y el poder emergente de China. Este argumento no ha convencido a quienes esperaban que el primer ministro cumpliera su promesa. La decisión de mantener la base ha hecho caer en picado la popularidad del primer ministro, que lidera una coalición de partidos minoritarios. Su Gabinete quedó todavía más debilitado después de que el domingo, el Partido Socialdemócrata, uno de sus socios, abandonara la coalición a causa del polémico acuerdo con Washington.

En un discurso televisado a los miembros de su partido, un Hatoyama al borde de las lágrimas admitió que no había mantenido su promesa electoral. 'Espero sinceramente que el pueblo entienda la decisión tan difícil que tuve que tomar', dijo el primer ministro japonés. Ante la necesidad de garantizar la seguridad en el este de Asia y en Japón, 'supe que debíamos mantener una relación de confianza con EEUU a cualquier precio', añadió Hatoyama.

'Teniendo en cuenta los acuerdos previos entre Tokio y Washington sobre las bases en Okinawa y que la alianza de seguridad con Estados Unidos es crucial para Japón, era evidente que Hatoyama tendría que renunciar a esta promesa electoral demasiado ambiciosa', observa JohnSwenson-Wright, analista del think tank Chatham House, en Londres.

El jefe del Gobierno nipón también vinculó su dimisión, y la del secretario general del PDJ, Ichiro Ozawa, a varios escándalos financieros que han salpicado a su partido. Ante la creciente impopularidad de Hatoyama, algunos miembros del PDJ habían pedido su dimisión para evitar un fracaso en las elecciones parciales al Senado, previstas para mediados de julio. Ahora, el PDJ deberá buscar a un nuevo primer ministro.