Publicado: 02.11.2013 21:02 |Actualizado: 02.11.2013 21:02

Pakistán no dejará que "los drones maten el proceso de paz"

Los talibán eligen a Khan Said Sajna como nuevo líder y piden al Gobierno pakistaní que se desvincule de Estados Unidos

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Información paquistaní, Pervaiz Rasheed, ha asegurado este sábado que el Gobierno no permitirá que los drones acaben con el proceso de paz abierto con Tehrik e Taliban Pakistán (TTP), los talibán paquistaníes, después de la muerte este viernes su líder Hakimulá Mehsud, en un ataque de un avión no tripulado estadounidense. "Los drones se utilizan para matar, pero no permitiremos que maten el proceso de paz", ha afirmado Rasheed.

En respuesta a este ataque el Gobierno paquistaní ha convocado al embajador de Estados Unidos, Richard Olson, para expresar su desacuerdo. El ataque "es contraproducente para los esfuerzos de Pakistán de llevar la paz y la estabilidad a Pakistán y a la región", señala el Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní en un comunicado. Además, se ha ordenado a los embajadores paquistaníes en las capitales de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China- que se dirijan a las autoridades apropiadas para transmitirles el malestar del Gobierno. "En particular en lo relativo al revés que supone el último ataque para la iniciativa de proceso de paz del Gobierno", explica Exteriores.

Pakistán pidió que no se atacara a Mehsud por su importancia en el proceso de pazEl propio ministro del Interior paquistaní, Chaudhry Nisar Ali Khan, ha comparecido este sábado para denunciar el ataque estadounidense. "El Gobierno de Pakistán no considera que este ataque con drones sea un ataque contra un individuo, sino contra el proceso de paz", ha señalado. El ministro ha recordado que estaba previsto que este mismo sábado una delegación de ulemas (eruditos islámicos) se reuniera con TTP, los talibán paquistaníes, para trasladarles una invitación formal del Gobierno a comenzar las negociaciones de paz, por lo que ha cuestionado el momento del ataque estadounidense, perpetrado el día antes del encuentro.

"Ladrillo a ladrillo, durante siete años hemos intentado avanzar en un proceso que pueda traer la paz a Pakistán y ¿qué habéis hecho? (...) ¿Se puede decir que sea un apoyo a la iniciativa?", se ha preguntado Nisar. De hecho, el ministro ha revelado que habían pedido específicamente a Estados Unidos que no atacara a Mehsud dada su importancia en el proceso de paz, pero Washington se negó. "Dijeron que nada les pararía si tenían a Mehsud en el punto de mira de los misiles Hellfire de sus drones".

El ministro Rasheed ha destacado que el Gobierno paquistaní y el de Estados Unidos tienen un punto de vista muy distinto con respecto a estos ataques y asesinatos selectivos. "No se puede acabar con la guerra utilizando la guerra", ha argumentado, y ha defendido "apagar el fuego con agua". Sin embargo, se ha mostrado contrario a impedir el tránsito de suministros de la OTAN por territorio paquistaní. "¿La otra vez que se interrumpió se acabaron los ataques con drones?", se preguntó en referencia a la medida, adoptada por el Gobierno paquistaní después del conocido como incidente de Salala, en 2011, cuando la aviación de la OTAN entró en territorio paquistaní desde Afganistán y acabó con la vida de 24 militares. Posteriormente la OTAN pidió perdón por lo ocurrido.

Los talibán paquistaníes han declarado a Khan Said Sajna (también conocido como Jalid) como su nuevo líder, tras una reunión del Comité Asesor Central del grupo que aglutina a los insurgentes paquistaníes, Tehrik E Taliban. Con 36 años, es sospechoso de participar en el ataque a una base naval de Karachi y se le atribuye la operación para liberar, en 2012, a más de 400 presos de una cárcel de la ciudad de Bannu, en el noroeste del país.

"Sajna carece de educación básica, ya sea convencional o religiosa, pero está curtido en la batalla y tiene experiencia en combate durante su estancia en Afganistán", explicó una fuente de seguridad al diario Dawn.  Obtuvo la aprobación de los 43 miembros de la reunión, frente a los otros tres candidatos -Umar Khalid Khurasani, Mulá Fazlulá y Ghalib Mehsud- y está a la espera de recibir el beneplácito de los grupos escindidos de la organización talibán.

Mientras, los talibán afganos han transmitido este sábado sus condolencias por la muerte de Mehsud, que calificaron de "gran pérdida" a través de un comunicado en el que piden a las autoridades paquistaníes que no permitan las operaciones en su territorio de aviones no tripulados de Estados Unidos como el que acabó con la vida del jefe insurgente. "Con gran tristeza hemos conocido que el líder de los talibán de Pakistán, el mulá Hakimulá, ha muerto por un cobarde ataque de un dron de Estados Unidos", dice el comunicado.

"El Emirato Islámico de Afganistán (la denominación del antiguo régimen talibán hasta 2001) condena este ataque bárbaro e ilegal realizado por América. El martirio del mulá Hakimulá es una gran pérdida y ofrecemos nuestras más sentidas condolencias", indicó la nota publicada hoy. Los talibán advierten a Estados Unidos de que el "martirio" es un "elevado objetivo". "Todos luchamos para conseguir este estatus. Si América cree que a través del martirio podrá, de alguna forma, crear un vacío que rellenar con sus egoístas intenciones, está gravemente equivocada".