Público
Público

Palestina ofreció a Israel el control casi total de Jerusalén en 2008

'Al Jazeera' y 'The Guardian' se hacen con 1.600 documentos filtrados sobre el conflicto en Oriente Medio. Los negociadores palestinos estaban dispuestos a perder Jerusalén a cambio de la paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Palestina ofreció a Israel el control casi total de Jerusalén a cambio de la paz en junio de 2008. Un movimiento que podría haber significado la paz definitiva en Oriente Medio, pero Israel lo rechazó. Las consecuencias de la publicación de estos datos pueden ser catastróficas para Palestina, porque incluyen cosas como que los líderes palestinos estaban avisados de la invasión de Gaza en 2009.

El conflito árabe-israelí va a pasar en las próximas semanas por un proceso parecido al que ha provocado WikiLeaks en países como Irak y Afganistán después de la de que la cadena qatarí, Al Jazeera, haya tenido acceso a la mayor filtración de documentos de la historia.

En total 1.600 informes que han sido cedidos también al diario británico The Guardian y que irán siendo publicados proximamente.

La mayor Jerusalén hebrea

La información a la que hacen referencia ambos medios de comunicación se remonta a un periodo previo a la conferencia de Annapolis convocada por el entonces presidente de EEUU, George W. Bush.

Israel y Palestina reunieron a sus negociadores entorno a la ex secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en el hotel Inpal de Jerusalén. Las conversaciones con Israel fueron dirigidas por Saeb Erekat, Abu Alá [Ahmed Qureya] y Salah Ilayan, mientras que de la parte israelí estaban presentes la ex ministra de Exteriores, Tzipi Livni, y los consejeros Tal Becker y Udi Deckel.

Tal y como reflejan los papeles, la conversacion se centró rápido en el reparto de tierras, las nuevas fronteras, el asunto de los dos estados y los asentamientos. La oferta palestina puesta en boca de Abu Alá es muy reveladora: 'Ofrecemos que Israel se anexione todos los asentamientos en Jerusalén menos el de Har Homa [...], Ma'ale Adumin, Ariel, Giv' y Ephrat'.

Pese a las concesiones de Palestina, Israel rechazó el pacto porque quería másLivni se preguntó cuál era el interés especial en Ma'ale Adumin. A lo que Alá respondió que no era una cuestión de kilómetros cedidos, sino que ese asentamiento 'bloquea Jerusalén por el Este y por el Sur con Kidar y Har Homa. Hay un cinturon de asentamientos alrededor de Jerusalén'. A continuación Livni le contesta que 'no queremos bloquear Jerusalén', pero Alá le explica que 'lo que no queremos nosotros es vivir en enclaves'.

La concesión de Palestina, como reconoce el propio Alá en la conversación, es 'la mayor de la historia', de hecho, los negociadores palestinos lo calificaron como 'la mayor Yerushalayim [el nombre en hebreo de Jerusalén] de la historia'.

Pero no fue suficiente para Israel, que terminó por no aceptar el acuerdo. 'No nos gusta la propuesta porque no se corresponde con nuestras necesidades y probablemente no ha sido fácil para vosotros pensar en ello, pero apreciamos el esfuerzo'.

La noticia ha corrido como un reguero de pólvora por las diferentes facciones palestinas y las consecuencias pueden ser muy graves para la convivencia entre Hamás y Fatah.

Erekat ha sido el primero en querer negar la autenticidad de los documentos publicados, calificándolos como 'un puñado de mentiras'. ¿Si hubiéramos hecho esas concesiones, cómo es que Israel no las aceptó?', añadió, a la vez que aseguró que 'no tenemos nada que ocultar, los papeles han sido sacados fuera de contexto y contienen mentiras'.

'Son un puñado de mentiras. Si hubiéramos hecho esas concesiones, ¿cómo es que Israel no las aceptó?'El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, del movimiento Fatah, está de visita en Egipto cuando ha estallado la polémica. Según varios medios egipcios, Abás habría dicho que 'no sé de dónde se ha sacado estas informaciones Al Jazeera'.

Y desde Jerusalén Este, Yasser Abd Rabbo, cargó duramente contra Al Jazeera diciendo que sus informaciones son sólo 'propaganda para lavarle el cerebro a los palestinos'.

Desde Hamás, que controla la franja de Gaza, también ha habido una primera reacción oficial, criticando 'el intento de la Autoridad Palestina en aniquilar la causa palestina, sobre todo en lo que se refiere a Jerusalén y los refugiados, así como en su colaboración contra la resistencia en el West Bank y Gaza'.

Por la parte israelí ha sido el ministro de Exteriores Avigdor Lieberman el que ha aprovechado la situación para exigir más a los palestinos: Incluso un gobierno de izquierdas como el de Olmert y Livni no consiguió llegar a un acuerdo de paz con estas concesiones. Los documentos prueban que la única solución es un acuerdo provisional en el que los palestinos tienen que ocupar menos de la mitad del West Bank'

Pero como WikiLeaks, las informaciones no apuntan a pararse aquí. The Guardian ha resumido en varios puntos el contenido de los papeles proporcionados por Al Jazeera [y que asegura han sido analizados para valorar su autenticidad].

Entre ellos, cita el diario, la petición de los líderes israelíes de transferir a algunos ciudadadanos árabes a un Estado palestino, la intensa cooperación entre la Autoridad Nacional Palestina y el Ejército israelí, el papel central de la inteligencia británica en la lucha contra Hamás dentro de Palestina, y cómo algunos líderes de la Autoridad Palestina fueron avisados de la invasión de Gaza en 2009.