Publicado: 04.08.2014 17:30 |Actualizado: 04.08.2014 17:30

Una pareja australiana niega que rechazase a un hijo 'por encargo' por tener síndrome de Down

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pareja australiana negó que presuntamente rechazaran al hijo que una mujer tailandesa tuvo para ellos porque padece el síndrome de Down y una afección cardíaca, en declaraciones publicadas este lunes por la ABC australiana.

El padre del bebé, quien pidió no revelar su identidad, indicó que los doctores sólo le hablaron de una criatura, en lugar de dos nacidos, y que tuvieron problemas con la agencia que le ayudó a buscar un vientre de alquiler en Tailandia, que actualmente ya no existe.

La madre biológica de los gemelos, la tailandesa Pattaramon Chanbua, asegura que la pareja australiana rechazó al nacido con síndrome de Down y se llevó a su hermana.

Pattaramon declaró que la pareja le ofreció 16.000 dólares australianos (14.898 dólares u 11.094 euros) por gestar un hijo para ellos.

La madre declaró en una entrevista publicada este lunes por los medios del grupo Fairfax, que el padre nunca "miró a la cara" al bebé abandonado, a pesar de encontrarse junto a su hermana, quien nació en buen estado de salud.

"Él ni siquiera compró leche para Gammy (el bebé rechazado), mientras que sí compró para su hermana", dijo Pattaramon al grupo australiano desde el hospital donde está siendo tratado el pequeño con síndrome de Down.

Según la versión de la tailandesa, los padres adoptivos, que tienen más de 50 años, se excusaron al indicar que eran "muy mayores" para cuidar de gemelos.

El caso ha creado una gran polémica en la sociedad australiana, donde las autoridades han intensificado el cierre de agencias que se dedican a encontrar vientres de alquiler en Tailandia.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, dijo que "es una historia muy triste" y lamentó que alguien pueda abandonar a un bebé de esa forma. El conservador indicó que "igual" era posible ayudar a la madre tailandesa. "Vamos a ver qué se puede hacer", añadió.

Para la directora ejecutiva de Maternidad de Alquiler Australia, Rachel Kunde, la solución pasa por modificar la legislación actual para evitar que cada vez más australianos acudan al exterior a buscar un hijo.

En Australia, sólo los habitantes en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, y en el Territorio de Canberra tienen prohibido contratar este tipo de servicios en el extranjero.

Se estiman que unas 200 parejas australianas se encuentran en espera para adoptar un bebé tailandés mediante este procedimiento.