Público
Público

Las parejas homosexuales podrán casarse en Washington

La Cámara de Representantes ratifica la decisión del Senado de dar luz verde a este tipo de uniones. Será el séptimo estado en aprobar el matrimonio homosexual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Washington es el séptimo estado de Estados Unidos en aprobar los matrimonios homosexuales. Lo es después de que la Cámara de Representantes haya respaldado, por 55 votos a favor y 43 en contra, la decisión que tomó la semana pasada el Senado estatal de dar luz verde a este tipo de uniones

De este modo, el estado del noroeste del país se une a Nueva York, Massachusetts, Connecticut, Vermont, New Hampshire, Iowa y el distrito de Columbia, que ya aprobaron con anterioridad las bodas homosexuales. 

La votación fue acogida con una gran ovación por los presentes en la Cámara de Representantes mientras los legisladores demócratas se abrazaban por haber logrado sacar adelante la ley, que deberá ser firmada por la gobernadora demócrata Chris Gregoire la próxima semana. 

Gregoire es la verdadera impulsora de esta legislación en su último año de mandato. A principios de año presentó un proyecto de ley ante el Senado para hacer lo que consideraba 'lo correcto'. 'Es el momento para la igualdad en Washington', dijo entonces. 

Ahora, Gregoire considera que se ha completado 'un largo e importante viaje para terminar con la discriminación basada en la orientación sexual'. 

La semana pasada, en otra emotiva votación, el Senado ratificaba por 28 votos a favor y 21 en contra la medida promovida por Gregoire. Era el paso clave para sacar adelante la ley, dado que en la Cámara de Representantes, los demócratas cuentan con una holgada mayoría que hacía prever una fácil aprobación como así ha sido. 

Sin embargo, los opositores a la medida no cejan en su empeño. La semana pasada anunciaron que buscarán revocar la medida a través de un referéndum. Para ello, deberán recoger al menos 120.577 firmas antes del próximo 6 de julio. Entre sus opositores están los legisladores republicanos, que ven la ley como una medida que ataca a la institución del matrimonio. 

Las parejas homosexuales tendrán que esperar unos meses para poder casarse, dado que la ley no entra en vigor hasta pasados 90 días del final de la legislatura, que concluye el mes que viene.