Público
Público

El Parlamento nombra a Yoshihiko Noda primer ministro de Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Japón ya tiene nuevo primer ministro. Tras la dimisión del anterior mandatario, Naoto Kan, impulsada por la mala gestión del desastre de Fukushima, el Partido Democrático de Japón (PDJ) votó ayer a Yoshihiko Noda como nuevo primer ministro del país, el sexto en cinco años.

La elección ha sido ratificada este martes por la Cámara Baja del Parlamento nipón, donde el PDJ ostenta la mayoría absoluta, que ha puesto al frente del país al hasta ahora titular de Economía al recibir 308 votos a favor y 157 en contra. El nombramiento de Noda también se vota en el Senado pero a modo de trámite, ya que en la Constitución japonesa prevalece el resultado de la Cámara de Representantes.

Unas horas antes de la votación, el Gabinete de su predecesor, Naoto Kan, presentó su dimisión en pleno, como estaba programado, para permitir a Noda recoger el testigo en el Ejecutivo. Tras hacer efectiva su dimisión, Kan llamó a la cooperación entre partidos y mostró sus disculpas ante las críticas recibidas por no haber estado a la altura de los problemas que han sobrevenido a lo largo de la legislatura, una etapa golpeada por la tragedia del terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Un nuevo primer ministro en medio de la crisis nuclear y económica del país

Está previsto que el nuevo primer ministro nombre este mismo martes a algunos altos cargos del partido, y podría designar a los miembros de su Gabinete esta misma semana.

El nuevo Gobierno deberá hacer frente a la difícil reconstrucción del noreste de Japón tras el desastre de marzo y a la peor crisis nuclear en los últimos 25 años.

Pero estos no son los únicos baches que el nuevo Ejecutivo, que quiere bajar la enorme deuda pública de Japón, tendrá que afrontar. En el frente económico, hereda el reto de sanear unas cuentas lastradas por la mayor deuda pública de un país industrializado, una persistente deflación y la fortaleza del yen, que perjudica al motor exportador de la tercera economía mundial.

'Soy consciente de los problemas del yen y la deflación. Pero al mismo tiempo, necesitamos mantener la disciplina fiscal', dijo Noda.