Público
Público

El Parlamento de Ucrania disuelve la Asamblea Popular de Crimea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento de Ucrania disolvió hoy el Legislativo de la república autónoma de Crimea, en la víspera del referéndum sobre su anexión a Rusia. La decisión, que entró en vigor de manera inmediata, fue adoptada con los votos de 278 de los 296 diputados presentes en la Cámara ucraniana.

La resolución de la Rada señala que el cese anticipado de las facultades del Legislativo autonómico se adopta en consideración al dictamen del Tribunal Constitucional de Ucrania, que ayer declaró inconstitucional el referéndum convocado por la autonomía de Crimea sobre su integración en Rusia.

Además, el Constitucional ordenó el cese de la actividad de todas las comisiones electorales que preparan la consulta en la autonomía de Crimea y prohibió a sus autoridades crimeas financiar el referéndum.

Ajenas a las decisiones que se toman en Kiev, las autoridades prorrusas de Crimea tienen todo listo para la consulta de mañana, en la que la población de la autonomía deberá decidir si se integran en Rusia o se mantienen en Ucrania.

Los crimeos han sido convocados a la urnas para contestar a dos preguntas: "¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?" y "¿Está usted a favor de que se vuelva a poner en vigor la Constitución de Crimea de 1992 y del estatus de Crimea como parte de Ucrania?".

En la rebelde península, bañada por el mar Negro, vive casi un 60 por ciento de rusos, un 25 por ciento de ucranianos y un 12 por ciento de tártaros.

Desde finales del pasado mes de febrero, soldados sin distintivos se han hecho con el control de casi la totalidad del territorio de Crimea, un despliegue que ha sido denunciado por la autoridades de Ucrania como una agresión militar de Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha negado que esos soldados pertenezcan a las fuerzas armadas rusas, pero al mismo tiempo ha declarado que se reserva el derecho de intervenir militarmente en Ucrania para defender a los rusos étnicos y a la población rusohablante.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones de Ucrania, Andréi Deschits, dijo hoy que las autoridades de Kiev estudiarán toda las formas posibles de cooperación con la OTAN a fin de preservar la integridad territorial y la soberanía del país. "Vamos a estudiar todas las formas posibles de cooperación (con la OTAN) con el objeto de mantener la integridad territorial y la soberanía de Ucrania", dijo Deschits en una rueda de prensa.

El próximo lunes -explicó- se reunirá en Bruselas con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, con quien abordará todos los aspectos de las relaciones bilaterales y las posibilidades de cooperación militar. Deschits indicó que el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha invitado a Rasmussen a Kiev, pero no precisó las fechas en que podría concretarse la visita. El jefe del Gobierno ucraniano declaró ayer, a su regreso de Washington, que Kiev mantiene negociaciones sobre cooperación militar con Estados Unidos y la Alianza Atlántica. Subrayó, no obstante, que Ucrania no contempla ninguna otra solución que no sea pacífica a su conflicto con Rusia, que ha ocupado de hecho la separatista autonomía ucraniana de Crimea, poblada mayoritariamente por rusos étnicos.

Por su parte, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ha asegurado que no ordenará el envío de tropas a Crimea para no dejar desprotegida la frontera oriental del país, donde linda con Rusia. Según el Ministerio de Defensa ucraniano, las fuerzas armadas del país no pueden hacer frente a los más de 220.000 soldados desplegados por Rusia junto a la frontera con Ucrania.

En las últimas semanas, Rusia ha intensificado sus maniobras militares en todo su territorio, pero sobre todo en las zonas fronterizas con Ucrania, que ha denunciado la ocupación de la república autónoma ucraniana de Crimea por tropas rusas.

Las autoridades prorrusas de Crimea han convocado para mañana un referéndum sobre su reunificación con Rusia, consulta que ha sido declarada ilegal por el Gobierno central de Kiev y casi la totalidad de la comunidad internacional.