Público
Público

Passos Coelho y Portas ya negocian una coalición

Los líderes de la derecha portuguesa se reúnen y continuarán mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de la derecha portuguesa y vencedores de las elecciones generales del domingo pasado, Pedro Passos Coelho, del liberal-conservador PDS, y Paulo Portas, del democristiano CDS, tuvieron un discreto primer encuentro para negociar las bases de un Gobierno de coalición. Ambos vuelven a verse este miércoles en una reunión ya formal porque tienen mucha prisa por llegar a un acuerdo. La idea es que todo esté cerrado la semana que viene para que Passos Coelho, como primer ministro, y Portas, probablemente como ministro de Exteriores, representen a Portugal ya en la Cumbre Europea los próximos días 23 y 24 en Bruselas.

Hay una gran presión por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional para que Portugal ponga en marcha las medidas de ajuste acordadas con los tres principales partidos del país a cambio de recibir fondos por valor de 78.000 millones de euros y así evitar la bancarrota. En las próximas semanas, el Gobierno debe implementar una serie de reformas y recortes, como la privatización del banco BNP, la bajada de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social y una reforma del mercado laboral.

La idea de Coelho y Portas es que todo esté cerrado la semana

El PDS de Passos Coelho fue el claro ganador en las elecciones anticipadas con el 38,6% y 105 escaños, mientras que el CDS de Portas subió hasta el 11,7% y 24 diputados, lo cual da a las dos formaciones una amplia mayoría parlamentaria. Los socialistas del primer ministro en funciones, José Sócrates, sufrieron una dura derrota y bajaron al 28%.

Desde la misma noche electoral, el futuro jefe de Gobierno no para de hacer declaraciones a la prensa extranjera para ganarse la confianza de los mercados, comprometiéndose con el cumplimiento de las medidas exigidas por la UE y el FMI. En una entrevista con el diario económico francés Les Echos, Passos Coelho anunció su plan de crear un nuevo organismo supervisor independiente del Ejecutivo que vigile las finanzas públicas del Estado, las regiones y los ayuntamientos.

Mientras, los socialistas dieron el primer paso para elegir un nuevo líder, después de que Sócrates dimitiera la misma noche electoral al haber cosechado uno de los peores resultados en la historia del PS. Hoy se reunió la Comisión Nacional del partido en Lisboa para establecer la ruta a seguir para que se conozca el nuevo líder socialista antes de verano.

Medios portugueses daban por hecho que el alcalde de Lisboa, António Costa, presentaría su candidatura a la elección ante los militantes socialistas. El exministro socialista y peso pesado del PS podría enfrentarse al diputado nacional António José Seguro, muy crítico con la línea de Sócrates, y a la exministra de Salud Maria de Belém Roseira, que ya ha declarado su interés por el puesto.