Público
Público

Pataleta de Romney ante el descenso del desempleo

Los republicanos acusan al Gobierno estadounidense de manipular los últimos datos de empleo, que sitúan el paro por debajo del 8%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, afirmó que el descenso del índice de desempleo en el país divulgado hoy es 'una recuperación que no es real'.

El índice de desempleo se situó en el 7,8 % en septiembre, tres décimas menos que en agosto, con una ganancia neta de 114.000 nuevos puestos de trabajo, según informó hoy el Departamento de Trabajo.

'Una recuperación real no se parece a esto. Hemos creado menos empleos en septiembre que en agosto y un menor número de puestos de trabajo en agosto que en julio, y hemos perdido más de 600.000 empleos en la manufactura desde que el presidente (Barack) Obama asumió el cargo', dijo el candidato republicano tras la publicación de los datos.

El alto índice de desempleo ha sido una de las principales armas de Romney en su campaña para las elecciones de noviembre, ya que desde que Obama, candidato demócrata a la reelección, llegó a la Casa Blanca el dato no había sido nunca inferior al 8 %, una cifra por encima de la cual ningún presidente de Estados Unidos ha sido reelegido.

'Si no fuera por todas las personas que simplemente han abandonado la fuerza laboral, el índice de desempleo real se acercaría al 11 %', añadió Romney en un comunicado.

Por su parte, la secretaria de Trabajo, Hilda Solís, salió hoy al paso de acusaciones vertidas por Jack Welch, ex consejero delegado de General Electric, quien sugirió que el Gobierno manipula los datos de empleo. En entrevista con el canal CNBC, Solís dijo que esas insinuaciones son 'ridículas', y recordó que en su ministerio 'trabajan buenos profesionales y economistas preparados'.

La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, tachó las acusaciones de Welch de 'ridículas'

'Los resultados de las políticas erróneas del presidente Obama son asombrosas: 23 millones de estadounidenses luchan por trabajar, casi uno de cada seis que viven en la pobreza y 47 millones de personas que dependen de cupones de alimentos para alimentarse y alimentar a sus familias', insistió Romney.

En sus mítines, el candidato republicano siempre suele hablar de esa cifra de 23 millones al sumar a los desempleados aquellos que no buscan trabajo y a los que tienen un empleo a tiempo parcial, mal pagado o con malas condiciones.

'La opción en esta elección es clara. Bajo la presidencia de Obama vamos a tener otros cuatro años como los últimos cuatro años. Si soy elegido, vamos a tener una recuperación real con políticas pro crecimiento que van a crear 12 millones de empleos nuevos y mayores ingresos para todos', prometió.