Público
Público

Nuit Debout: la policía desaloja el '15-M' en París

Convocados para dar continuidad a la lucha contra la reforma laboral, los "indignados" parisinos campan en el centro de la ciudad.

Publicidad
Media: 4
Votos: 5
Comentarios:

El jueves más de un millón de personas salieron a las calles en Francia en protesta por la reforma laboral del gobierno de Hollande. EFE

PARÍS.— El estado de emergencia, la reforma laboral, la oposición a la construcción de un nuevo aeropuerto en Nantes y la convergencia de muchas más luchas han cristalizado en una acampada en la plaza de la República de París. El colectivo Convergencia de luchas llamaba a no volver a casa tras la huelga general del 31 de marzo contra la ley del trabajo y mantenerse la noche en pie (Nuit debout). Aunque la convocatoria original se limitaba a París, se habían convocado en al menos otras 20 ciudades. La protesta solo cuajó en París, Lyon y Nantes. En Burdeos y Caen los manifestantes han sido desalojados por la policía. Un teatro ha sido ocupado en Toulouse.

Entre las 5 y 6 de la mañana, las concentraciones en París y Nantes han sido desalojadas por la policía pacíficamente. Más de 100 policías antidisturbios han rodeado a los asistentes y forzado a ir hacia el metro, empujando con los escudos a aquellos que ofrecían resistencia pasiva. Se ha vivido un momento de tensión al producirse una caída en la bajada al metro pero el incidente no ha ido a mayores. La policía ha obligado a entrar en los trenes a los últimos manifestantes que optaron por no dispersarse. Tras el desalojo, los manifestantes llaman a reunirse otra vez hoy a las 18.00 en la Plaza de la República para realizar otra noche en pie.

La alcadesa de París Anne Hidalgo ha declarado: "los lugares públicos no pueden ser privatizados y hay medidas de seguridad". Hidalgo añadió: “los lugares públicos no pueden ser utilizados libremente y estamos obligados a hacer respetar un poco el orden en esta ciudad".

"Este sistema nos es impuesto, gobierno tras gobierno, al precio de múltiples fórmulas de negación de la democracia. El proyecto de la reforma laboral será frenado y Manuel Valls caerá. No volveremos a casa después del 31 mientras sigan empecinados en construir un mundo para nosotros, pero contra nosotros", avisaban los manifestantes.

En su comunicado, Convergencia de luchas llamaba "a nuestros conciudadanos a ocupar un espacio público el 31 de marzo de 2016, para juntos construir una sociedad justa y emancipadora". Los convocantes de la protesta se definen como "mujeres y hombres de todos los orígenes, actores sociales y políticos, espontáneamente reunidos en torno a la dinámica generada por la película de François Ruffin Merci, patron!". Los organizadores invitaban en su comunicado "a todos aquellos que, más allá de su oposición al destructivo Código de Trabajo, aspiran a construir un ambicioso proyecto político, progresista y emancipador, a unirse a nosotros al final de la manifestación del 31 de marzo".

La convocatoria de Nuit Debout en París era a las 18.00 en la plaza de la República, unas horas después de la manifestación unitaria de la huelga general. Pese a que la lluvia marcó la jornada de paro general en París y buena parte de Francia, al caer el sol dio un respiro. El programa previsto incluía una presentación del economista antiausteridad Frédéric Lordon, una serie de conciertos y la proyección del documental Merci, patron! con asambleas ciudadanas en paralelo "para levantar un estado de las luchas en curso y para construir la convergencia". Los organizadores han levantado una serie de tiendas que incluyen un lugar de restauración y una enfermería.

La plaza de la República es el tradicional punto de manifestación de la izquierda parisina y donde los homenajes espontáneos a las víctimas de los atentados de enero y noviembre tuvieron lugar.

1,2 millones de personas movilizadas

Merci, patron! es un documental satírico estrenado el 24 de febrero en los cines franceses. Aún sigue en cartelera. La película, que ha sido visionada por más de 160.000 espectadores en un mes ha causado un gran revuelo en el país galo. Una familia despedida por una compañía propiedad de Bernaud Arnault, la persona más rica de Francia, busca una indemnización con la ayuda de director de la película, François Ruffin. Él fundó Fakir en 1999, un periódico en papel de investigación social sin publicidad ni subvenciones. "Fakir no está vinculado a ningún partido, ningún sindicato, ninguna institución. Está enfadado con todo el mundo o casi", anunciaba desde su primer número.

La protesta ocurre en estado de emergencia en toda Francia, decretado tras los atentados del 13 de noviembre y que estará en vigor al menos hasta el mes de abril. Las manifestaciones del 31 de marzo han movilizado a 1,2 millones de personas según los sindicatos convocantes, 390.000 manifestantes según las autoridades. La ley del trabajo será debatida durante los meses de abril y mayo en la Asamblea Nacional y Senado. Los sindicatos han convocado nuevas movilizaciones el 5 y 9 de abril y “hasta la retirada del proyecto de ley”.