Publicado: 09.05.2014 10:15 |Actualizado: 09.05.2014 10:15

Un policía muerto por disparos durante las protestas en Caracas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un miembro de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) ha fallecido en la noche de este jueves de un disparo en la cabeza y otros dos han resultado heridos tras una jornada de protestas en el municipio de Chacao, en el este de la capital venezolana de Caracas. Según los medios locales, el agente fue alcanzado por un disparo de bala cuando limpiaba los restos de las barricadas colocadas en las calles tras el desalojo de varios campamentos de protesta en la zona donde habita la clase alta caraqueña.

"Lamentablemente Salud Chacao me confirma la muerte de un PNB herido de bala en Los Palos Grandes", ha escrito el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho. El fallecido es Jorge Colina, de 27 años de edad, y otro agente herido de bala se encontraría "en situación grave" por el impacto en el abdomen. También el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó en un acto de Gobierno transmitido por televisión que un oficial fue "asesinado vilmente" por un francotirador "mientras se encontraba el policía limpiando escombros de unos guarimberos (alborotadores) violentos, asesinos, de una derecha asesina".

Maduro expresó las condolencias a la familia del policía fallecido y anunció que ya han comenzado las pesquisas para identificar al autor del crimen. "Ya se iniciaron las investigaciones y se está buscando al responsable y tengan la seguridad de que lo vamos a capturar", indicó.

El desalojo de los campamentos terminó con 243 detenidosChacao amaneció con un operativo policial con 700 agentes de la Guardia Nacional Bolivariana y 200 de la PNB para desmantelar dos campamentos donde se mantenía una protesta permanente contra el Gobierno. La acción policial, que se extendió a otros dos campamentos en otras zonas del este de la capital, acabó con la detención de 243 personas y la incautación, según indicó el Gobierno, de armas, drogas y dinero.

A lo largo del día grupos de personas cerraron varias calles de la zona de Altamira en rechazo al desalojo del campamento, a lo que respondieron efectivos antidisturbios de la PNB para tratar de restablecer el tránsito, registrándose escaramuzas con manifestantes y lanzamiento de gases lacrimógenos. También se produjo el cierre de otras calles y de una autopista en otras zonas del este de Caracas por parte de personas que reaccionaron al desalojo del campamento, lo que colapsó buena parte de la ciudad.

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, ha destacado que el desalojo se llevó a cabo "sin resistencia" porque "el factor sorpresa fue fundamental", según ha informado el canal venezolano Noticias24. Ha explicado tambien que ordenó el desalojo porque "se tenían evidencias de que desde estos campamentos estaban saliendo grupos violentos a cometer hechos terroristas", adelantando que "estas evidencias serán presentadas ante los tribunales correspondientes".