Público
Público

Un político con sangre azul y eterno hombre en la sombra

Bronislaw Komorowski representa al centroderecha liberal y europeísta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bronislaw Maria Karol Komorowski (Oborniki Slaskie, Polonia, 4 de junio de 1952) es el actual presidente en funciones de Polonia tras el fallecimiento de Lech Kaczynski el 10 de abril de 2010, ya que según la Constitución polaca, como presidente del Parlamento, se convierte en el titular del cargo. Una circunstancia que parece haber desgastado al candidato de centro derecha de Plataforma Cívica (PO), que pasó de ser el claro vencedor según las encuestas realizadas al inicio de la campañaelectoral a estar al borde de la derrota, según algunos sondeos inmediatamente anteriores a la votación de ayer.

Komorowski militó en Unión Democrática, Alianza de la Libertad, Partido Conservador-Popular y actualmente es uno de los líderes de la Plataforma Cívica, de centroderecha liberal y europeísta. Una formación que se apoya en las clases medias, los intelectuales y la población urbana y que mira hacia Europa y defiende una economía capitalista.

Está emparentado con la actual princesa heredera de Bélgica, Matilde

Aristócrata con sangre azul, Komorowski está emparentado con el héroe del Levantamiento de Varsovia, el general y conde Tadeusz Bór-Komorowski, y con la actual princesa heredera Matilde de Bélgica.

Durante la época comunista, ya destacó por su oposición al régimen. Trabajó como periodista y editor, publicando textos críticos con el comunismo, lo que le supuso pasar en prisión gran parte de los años ochenta. En esta época, ya estaba unido al movimiento Solidarnosc, liderado por el ex presidente polaco y premio Nobel de la Paz, Lech Walesa.

Tras la caída del régimen del general Wojciech Jaruzelski (1989) y con la llegada de la democracia, fue diputado y ministro de Defensa (2000-2001) en el Gobierno de Jerzy Buzek, actual presidente del Parlamento europeo.

Pese a su formación y su dominio de idiomas, carece de atractivo personal

Tras las últimas elecciones legislativas (2007), que ganó su formación, fue nombrado presidente del Parlamento polaco. Sin embargo, pese a sus méritos, su experiencia en altos cargos y su formación académica y conocimiento de idiomas (su rival, Jaroslaw Kaczynski, tan sólo habla polaco), Komorowski es considerado un hombre carente de carisma y personalidad. Siempre se ha mantenido en segunda fila y eso parece no inspirar demasiada confianza a muchos de sus compatriotas. Incluso ha sido tachado de 'marioneta' del primer ministro y verdadero líder de Plataforma Cívica, Donald Tusk.

De cualquier modo, ante la debilidad de la izquierda polaca, PO y Komorowski representan la opción moderna, moderada y liberal, frente al radicalismo del PiS de Kaczynski, que ni siquiera fue aceptado en el grupo popular europeo por su extremismo. Un hecho que favoreció el traspaso del 14% de los votos, obtenidos por Gregorz Napieraski, líder de la Alianza de la Izquierda Democrática (SLD), en la primera vuelta. 'Komorowski cuenta con menos críticos entre la izquierda que su rival, pero debe convencer a la gente y no quedarse en casa', declaró Napieraski cuando se conocieron los resultados de la primera ronda.