Publicado: 04.09.2015 10:24 |Actualizado: 04.09.2015 10:51

El primer ministro de Hungría: "Podríamos acabar siendo minoría
en nuestro propio continente"

Viktor Orbán vuelve a hacer gala de su xenofobia y asegura que Europa está "amenazada por el flujo masivo de personas". "Ahora hablamos de cientos de miles pero el año que viene hablaremos de millones y esto no tiene fin"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Tusk y Orbán, antes de su encuentro en el Parlamento Europeo. / OLIVIER HOSLET (EFE)

Tusk y Orbán, antes de su encuentro en el Parlamento Europeo, ayer, jueves. / OLIVIER HOSLET (EFE)

BUDAPEST.— Pese a la gravedad de la crisis de los refugiados y de que el flujo de de personas que llega a Europa es interminable; pese a que incluso desde la propia ONU se constata el fracaso de la UE por su inacción y su falta de solidaridad, algunos persisten en el error. Tal es el caso del primer ministro de Hungría, el ultracionservador Viktor Orbán, quien ha vuelto a sembrar la polémica al afirmar que si la UE no protege sus fronteras podrían llegar decenas de millones más hasta el punto de que los europeos fueran "minoría" en el continente.

"La realidad es que Europa está amenazada por el flujo masivo de personas, muchas decenas de millones de personas podrían venir a Europa", ha subrayado. "Ahora hablamos de cientos de miles pero el año que viene hablaremos sobre millones y esto no tiene fin", ha afirmado este viernes Orbán.



"De repente, veremos que somos una minoría en nuestro propio continente", ha augurado en declaraciones a una radio local, instando a Europa a "mostrar fuerza protegiendo nuestras fronteras".

Durante su visita este jueves a Bruselas para reunirse con los máximos responsables de la UE, Orban sostuvo que la crisis de refugiados actual es un "problema" de Alemania, puesto que la gran mayoría de los que llegan quieren ir a este país. Asimismo, recomendó a los que parten de Turquía que se queden en este país puesto que es "un país seguro".

Hungría se ha convertido en la principal puerta de entrada al espacio Schengen de los miles de inmigrantes y solicitantes de asilo que están llegando en las últimas semanas a Grecia tras cruzar de Turquía. Desde Grecia, cruzan Macedonia y Serbia hasta llegar a Hungría, desde donde tratan de seguir su camino hacia otros países, principalmente Alemania.