Público
Público

Primera cita entre israelíes y palestinos en más de un año

El encuentro bilateral llega en el peor momento y sin perspectivas de éxito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Representantes de Israel y Palestina se reunirán hoy en la capital de Jordania lo que supone el primer encuentro directo entre las dos partes desde septiembre de 2010 en un ambiente de manifiesto pesimismo, sin que se sepa muy bien a cuento de qué viene una reunión de la que difícilmente saldrá algo positivo.

En cuanto a la reanudación de los encuentros bilaterales, los palestinos no esperan ningún cambio en la actitud israelí, mientras que Israel ve en el cónclave de Ammán la posibilidad de seguir engañando a la comunidad internacional haciéndole creer que está interesada en la paz, pero sin dejar ni un día de construir a destajo en los territorios ocupados.

Israel pretende abrir negociaciones sin dejar de construir en los asentamientos

El momento no podría ser menos apropiado para la reu-nión del jefe negociador palestino, Saeb Erekat, con el abogado Yitzhak Moljo, consejero del primer ministro Binyamín Netanyahu. Moljo ya entró en el panteón local por mérito propio cuando hace un par de años rechazó recoger una propuesta de paz que los palestinos le presentaron por escrito. Entonces, argumentó que, si tomaba el papel, 'al día siguiente se enteraría la prensa hebrea y habría una crisis de Gobierno en Israel'.

Para reanudar las negociaciones directas entre Netan-yahu y su presidente, MahmudAbás, los palestinos exigen el fin de la construcción israelí en los territorios ocupados y el reconocimiento de la Línea Verde de 1967 como base para la discusión fronteriza. Los israelíes, en cambio, afirman que quieren negociar 'sin condiciones previas', es decir, mientras continúan modificando sustancialmente la geografía humana de Cisjordania. Desde el último encuentro directo de hace 15 meses, Israel ha aprobado la construcción de miles de viviendas, especialmente en el área ocupada de Jerusalén.

La inoperancia de la UE y las elecciones en EEUU anticipan el fracaso de la cita

La cita coincide con la carrera electoral en Estados Unidos. O sea, mientras demócratas y republicanos se pelean para presumir de ser más proisraelíes que sus rivales. Como botón de muestra, hace dos semanas, el presidente, Barack Obama, aseguró que en toda la historia de EEUU nunca había habido un presidente más proisraelí que él.

Para que Israel se avenga a negociar seriamente, es necesario que se le presione con fuerza desde la comunidad internacional, que la resistencia armada esté activa o las dos cosas a la vez, y nada de ello está ocurriendo. Al contrario, la comunidad internacional no deja de presionar a los palestinos, la parte más débil y la que ha cumplido sus compromisos.

La carrera electoral en EEUU y la inoperancia de la UE anticipan el fracaso del encuentro. La mera presencia del enviado del Cuarteto, Tony Blair, que también tiene previsto viajar hoy a Ammán,es otra garantía de que los contactos de la capital jordana no prosperarán.