Público
Público

Putin exige pruebas objetivas del ataque químico para apoyar una intervención militar en Siria

El presidente ruso critica que las acusaciones contra el régimen de Asad se basan "en rumores". Moscú suspende el envió de misiles antiaéreos S-3000 a Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que Moscú no descarta aceptar una acción militar contra el régimen sirio de Bashar al Asad, pero sólo si se demuestra que empleó armas químicas contra la población con 'pruebas objetivas'.

'No lo descarto', dijo Putin en una entrevista conjunta con el canal 1 de la televisión rusa y una agencia estadounidense de noticias. Acto seguido, el jefe del Kremlin recalcó que sólo el Consejo de Seguridad de la ONU puede autorizar el uso de la fuerza militar contra un país soberano, ya que todas las otras vías son 'inadmisibles y sólo pueden calificarse de agresión'.

'Si tenemos datos objetivos, exactos, acerca de quiénes cometieron eso crímenes, entonces habrá una reacción. Decirlo ahora, de antemano, sería incorrecto, así no se actúa en política', dijo el presidente ruso, en repuesta a la pregunta de si Moscú seguiría suministrando armamento al régimen sirio. Sin embargo, sí ha anunciado que Moscú ha suspendido 'por ahora' el suministro de misiles antiaéreos S-300 a Damasco.

Preguntado sobre la respuesta de Rusia a una intervención militar de Estados Unidos, ha considerado que todavía es 'demasiado pronto' para definirla. No obstante, ha revelado que 'tenemos nuestras ideas sobre lo que haríamos y cómo lo haríamos'. Agregó que, en cualquier caso, Rusia ocupará una postura de principios, que 'consiste en que el uso de armas de aniquilación masiva es un crimen'.

'Pero surgen otras preguntas. Si se demuestra que la guerrilla usó armas químicas, ¿qué hará EEUU con los guerrilleros? ¿Qué harán con los guerrilleros sus patrocinadores? ¿Dejarán de suministrarles armas? ¿Lanzarán operaciones militares contra ellos?', inquirió Putin.

El presidente ruso dijo que no hay datos exactos de lo que ocurrió en Siria y que Moscú parte de la base de que 'si alguien tiene antecedentes de que se emplearon armas químicas y que fueron usadas por las tropas regulares debe presentar las pruebas en el Consejo de Seguridad de la ONU'. 'Y éstas (las pruebas) deber ser convincentes. No deben basarse en rumores o informaciones obtenidas por servicios secretos de escuchas de conversaciones', subrayó.

Putin agregó que incluso en EEUU hay expertos que consideran que las pruebas presentadas por el Gobierno estadounidense no son sólidas y que no descartan la posibilidad de que el supuesto ataque químico del 21 de agosto en la afueras de Damasco haya sido una provocación de la oposición siria. A este respecto, ha recordado que, a pesar de que las evidencias presentadas por el Gobierno de George W. Bush sobre las armas de destrucción masiva del régimen de Sadam Husein 'eran insostenibles, sirvieron para lanzar una acción militar en Irak'. '¿Acaso nos hemos olvidado de eso?', ha cuestionado.

Putin ha calificado de 'ridícula' la teoría de que las fuerzas del régimen han usado armas químicas al considerar que no lo necesitan porque los rebeldes están acorralados. 'Desde nuestro punto de vista, resulta absolutamente absurdo que las Fuerzas Armadas regulares, que están en plena ofensiva y que en algunas zonas han acorralado a los rebeldes y están acabando con ellos, hayan empezado a usar armas químicas prohibidas cuando saben muy bien que serviría de pretexto para aplicar sanciones, incluido el uso de la fuerza', ha explicado.

Interrogado sobre qué tipo de prueba convencería a Rusia de que el régimen de Al Asad ha usado armas químicas, ha detallado que 'deberían ser pruebas específicas y profundas que contengan evidencias que sean obvias, que demuestren más allá de toda duda quién lo hizo'.