Público
Público

“Queremos que EEUU devuelva Puerto Rico a España, adonde legítimamente pertenecemos”

Iván Arrache es líder de un exótico movimiento que pide que la isla sea la decimoctava autonomía. “España es el futuro”, dice.

Publicidad
Media: 4.15
Votos: 20
Comentarios:

Bandera de Puerto Rico como comunidad autónoma española creada por Autonomía para Puerto Rico./ Facebook Autonomía para Puerto Rico

MADRID.- "Me siento extremadamente orgulloso de ser de Puerto Rico. Pero igual que alguien que es madrileño no deja de ser español, un puertorriqueño por serlo tampoco deja de ser español". El presidente y fundador del movimiento Autonomía para Puerto Rico, Iván Arrache, que busca la unión pacífica de la isla caribeña a España, cuenta a Público su deseo de que Puerto Rico regrese a la Península como comunidad autónoma. "España es el futuro, es esperanza, es mi anhelo".

Sin embargo, Autonomía para Puerto Rico no ha recibido respuesta a su disparatada propuesta por parte de ninguna institución del Gobierno español. Iván Arrache explica que en muchas ocasiones se han dirigido directamente a agencias gubernamentales e incluso uno de sus compañeros, Miguel Cabrera, llegó a mandar cartas al Rey "por nuestra situación inconclusa de estatus político y ausencia de ciudadanía constitucional". Arrache, que comprende la ausencia de respuesta del Gobierno y cree que "es entendible porque es un movimiento embrionario", confía en que apoyen su propuesta a pesar de no tener un plan estructurado de anexión.

La organización Autonomía para Puerto Rico, fundada en 2012 por Iván Arrache, nació con vocación de defender los derechos civiles y humanos de los puertorriqueños. Sin embargo, parece que el derecho de la mujer a abortar no está entre ellos. Arrache, además de compartir las publicaciones de Autonomía para Puerto Rico en su perfil de Facebook, también cuelga algunas publicaciones con tintes machistas.

El 9 de julio, a través de una imagen, Arrache expresaba su opinión en contra del derecho al aborto: "¿Embarazo no deseado? ¿Acaso te caíste accidentalmente sobre un pene?". En otra de sus publicaciones, el fundador de la organización que reclama la autonomía de Puerto Rico manifestaba que el libro más vendido es "Cómo hacer feliz a una mujer en 500.000 sencillos pasos. El primero, tener un trabajo de seis cifras, mucho tiempo libre y que no sea actor porno". Comentarios denigrantes hacia la mujer que Arrache justifica con "un derroche de machismo sano para reír un rato".

“En EEUU no existe la democracia”

En relación a la propuesta que plantea Iván Arrache y la organización Autonomía para Puerto Rico sobre la posibilidad de anexión al país europeo, el puertorriqueño explica su frustración porque que al ser Puerto Rico un Estado libre asociado de Estados Unidos, los ciudadanos de la isla caribeña no pueden votar para elegir al presidente ni a los diputados. "No existe la democracia", sentencia.

Arrache asegura que Estados Unidos mantiene Puerto Rico porque "es un buen negocio"

No sólo no pueden elegir a sus representantes, sino que también se sienten utilizados y explotados. "El gobierno de mi país sólo piensa en ser leal como un perro a Estados Unidos. La posición de éste sobre nosotros es de explotación en una situación colonial de subordinación política y monopolio comercial". El presidente de la organización que busca la autonomía puertorriqueña señala que su país es "un buen negocio y por eso lo mantienen".

Arrache subraya que los puertorriqueños sufren "el rechazo estadounidense de tratarnos como iguales, como seres dignos. Por ello, queremos ser devueltos adonde legítimamente pertenecemos".

Como ellos, piensan otros. A la causa que defiende el movimiento Autonomía para Puerto Rico se han unido otras iniciativas, como la organización Reunificación de Puerto Rico con España, fundada también por Iván Arrache. Se acordaron de España y pese a sus diferencias, ambas comenzaron a través de Internet con un único objetivo: unirse a España.

¿Por qué España?

Las principales razones de este deseo de unión son entre otros, los aspectos históricos, su principal influencia. Puerto Rico fue colonia española desde 1493 hasta 1898, año en el que pasó a ser colonia estadounidense tras la derrota de España en la Guerra hispano-estadounidense. Aunque, Iván Arrache subraya que "agua pasada no mueve molino y somos conscientes de que no podemos retroceder en el tiempo".

Hay muchos más motivos que la historia, como la quiebra que ha sufrido Puerto Rico. Hace escasos dos meses, el gobernador de la isla Alejandro García Padilla dijo que su país estaba en bancarrota y que no podía hacer frente a la deuda pública de 73.000 millones de dólares. García Padilla decía que "la deuda heredada es tan grande que no nos permite acceso a los mercados financieros y nuestra economía no genera suficientes ingresos para repagar las obligaciones asumidas". La recesión es tan grande en Puerto Rico que ha provocado la emigración de miles de personas y el empobrecimiento de muchos puertorriqueños.

El presidente de Autonomía para Puerto Rico quiso destacar asimismo los aspectos culturales que comparten con los españoles: "hablamos el mismo idioma, tenemos la misma fe, somos una misma cultura".

"Los separatistas catalanes rechazan España y nosotros, autonomistas puertorriqueños, pedimos volver con ella", asegura Arrache

Pero, según Arrache, Puerto Rico no sería la única beneficiaria de esta unión con "la madre patria". España también saldría bien parada: "Puerto Rico es el quinto mejor comprador de EEUU, la capacidad de la población puertorriqueña, se produce el 90% de la tecnología médica".

El presidente de Autonomía para Puerto Rico cree que la anexión llega en un buen momento frente a los deseos independentistas de Catalunya porque serviría para fomentar la unidad de España. "Los separatistas catalanes rechazan España y nosotros, autonomistas puertorriqueños, pedimos volver con ella".

Gran Canaria, Cádiz, Pontevedra y Madrid son algunas de las ciudades que han mostrado apoyo a Iván Arrache y a su organización, asegura, pese a la falta de datos y de nombres. "Algunos no son ni puertorriqueños ni españoles, el sentimiento hispanista no conoce fronteras”.

Para estos puertorriqueños, según cifras de Arrache hay unos 3.000 simpatizantes que les siguen por Facebook, España es su país. "España supone para mí la esencia del alma misma, esa identidad que me distingue como individuo”, dice Arrache.