Publicado: 30.08.2015 22:29 |Actualizado: 30.08.2015 23:15

Rajoy viaja a Berlín para cumplimentar a Merkel y apoyar sus tesis sobre la inmigración

El presidente y la canciller alemana se encuentran a partir de este lunes en una cumbre bilateral en la que tratarán, entre otros temas, el drama de la inmigración. Merkel es partidaria de una rápida expulsión de los solicitantes a los que les es rechazado el asilo

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Merkel, canciller alemana, y Rajoy.

Merkel, canciller alemana, y Rajoy.

MADRID / BERLÍN.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel, dedicarán gran parte de la cumbre informal de dos días que protagonizarán a partir de este lunes en Alemania a examinar la respuesta que ha de dar la UE a la crisis migratoria que se ha agudizado durante el mes de agosto.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, ha explicado que para Berlín los "temas esenciales" a tratar en la visita de Rajoy son "la situación en la Unión Europea", así como la evolución de los conflictos en la periferia del bloque.



El presidente del Gobierno pedirá a la canciller alemana que se acelere el plan europeo de cooperación con África para resolver la crisis migratoria, porque, según ha dicho este domingo, "hay que ponerlo en marcha cuanto antes". En el mitin del PP en Soutomaior, Rajoy se ha referido a esta crisis como "una de las peores que se recuerda" y que supone una "tragedia humana". "Mejor dicho, miles de tragedias humanas, y no podemos permitirlo", ha añadido.

El problema migratorio es uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta Europa, ha señalado Rajoy, quien ha recordado que lleva tiempo subrayando que "la única solución es el diálogo y la cooperación con los países de tránsito", así como "actuar sobre las causas" que generan esta migración, como los conflictos, la pobreza y la falta de oportunidades en los países de origen. Ahora "por fin", ha señalado, la Unión Europea tiene un "ambicioso proyecto de diálogo y cooperación con África" que según ha subrayado, hay que poner en marcha "cuanto antes".

Merkel, por su parte, se pronunció a favor de una pronta integración de los refugiados con derecho a permanecer en el país, así como de una rápida expulsión de los solicitantes a los que les es rechazado el asilo. "Para poder ayudar a los que están en una situación de emergencia tenemos que decirles también a aquellos que no lo están que no se pueden quedar aquí", declaró Merkel en Cancillería durante el Día de Puertas Abiertas del Gobierno alemán.

Es necesario dar una clara respuesta a la cuestión de "cómo podemos integrar con mayor rapidez en nuestras vidas a aquellos que precisan de protección y cómo debemos decir también con más rapidez a aquellos que no tienen derecho a permanecer más aquí que deben regresar a casa", precisó.

Este último es el caso de muchas personas procedentes de los Balcanes Occidentales, señaló. "Todo esto tiene que ir rápido" pues si los niños ya van al colegio y los refugiados ya están en las ciudades y municipios "es mucho más difícil enviarlos de vuelta a casa", agregó. La cuestión más urgente ahora es "que todos tengan un techo decente o al menos el calor de una tienda de campaña, ahora que llegan los meses de invierno", dijo.

Subrayó la necesidad también de una mayor solidaridad en Europa e insistió en que "lo que está pasando ahora mismo no es justo". En este sentido aludió la presión a la que están expuestos Italia y Grecia ante la oleada migratoria, al tiempo que subrayó que tampoco es justo "que sólo tres o cuatro países acojan a casi todos los refugiados".

La agenda de la cumbre incluye otras cuestiones como la evolución de la situación económica en la eurozona, la reforma de la unión económica y monetaria, el momento que vive Grecia una vez convocadas nuevas elecciones para el próximo 20 de septiembre o la amenaza yihadista. Además, es previsible que el presidente del Gobierno comente sus expectativas ante las elecciones generales que se celebrarán en España a finales de año.

La visita del jefe del Ejecutivo es devolución de la que en agosto del año pasado realizó Merkel a Santiago de Compostela, y, aunque en principio se había previsto que la reunión se celebrara en la ciudad medieval de Stralsund, en el Báltico, finalmente tendrá lugar en el castillo de Meseberg y, al día siguiente, en Berlín.