Publicado: 22.02.2014 10:22 |Actualizado: 22.02.2014 10:22

Los rebeldes toman el Parlamento y la sede de la Presidencia de Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los manifestantes opositores ucranianos ya controlan la ciudad de Kiev, incluidos los accesos a los edificios de la Administración estatal, tras la marcha del presidente, Víktor Yanukóvich, al este del país, mientras la Rada ordenó la liberación de su gran rival, la ex primera ministra Yulia Timoshenko. En ausencia de Yanukóvich, que abandonó Kiev durante la noche para viajar a la ciudad oriental de Járkov, la sensación de ingobernabilidad se ha instalado en la capital ucraniana. Responsables de las cuatro ramas de los cuerpos de seguridad del Estado ucraniano, incluida la unidad antidisturbios Berkut y los equipos especiales Alfa, han comparecido este sábado ante las cámaras en el Parlamento para garantizar que no entrarán en conflicto con los deseos del pueblo. Los Alfa y los Berkut, así como la unidad de Paracaidistas del Ejército y la Inteligencia Militar, han asegurado que están "de parte del pueblo", según hicieron saber en su breve declaración recogida por el canal parlamentario 112 Ucrania.

Las autodefensas del Maidán, el movimiento popular de protesta contra Yanukóvich y que hasta ayer era la punta de lanza de la resistencia armada contra las fuerzas de seguridad, comparten hoy con la policía la vigilancia del palacio presidencial, la sede del Gobierno y la Rada Suprema (Parlamento), según pudo constatar Efe. Por primera vez en casi tres meses, las fuerzas de seguridad se han retirado de todos los edificios oficiales, incluso de la residencia presidencial de Mezhigorie, en las afueras de Kiev, custodiada ahora por la guardia privada y las autodefensas del Maidán.

Alberto Sicilia, bloguero de Público que se encuentra en Kiev, ha entrado en el Parlamento. Puedes seguirlo en @pmarsupia.

 

El Parlamento (sin los diputados de Yanoukovich) en pie cantando a el himno a coro - Alberto Sicilia

Un día después de la firma del acuerdo de paz entre Yanukóvich y los líderes de la oposición parlamentaria, muchos kievitas han vuelto hoy a pisar el centro histórico de su ciudad por primera vez en varias semanas, en un ambiente de tristeza por los al menos 80 fallecidos entre los pasados martes y jueves. En una jornada cargada de acontecimientos, la Rada Suprema, en una sesión extraordinaria, eligió Alexandr Turchínov, mano derecha de Timoshenko, presidente de la Cámara, en sustitución de Vladímir Ribak, que presentó su dimisión por motivos de salud. La dimisión de Ribak fue anunciada por el vicepresidente de la Rada, Ruslán Koshulinski, al comienzo de la sesión extraordinaria que celebra el Parlamento de Ucrania desde las 10.00 hora local (08.00 GMT) y a la que no acudió el veterano político ya dimitido.

El pasado martes, mientras empezaban los enfrentamientos en las calles de Kiev y la Rada se reunía en una sesión ordinaria poco después de aprobar una ley de amnistía, Ribak sufrió un ataque de hipertensión y tuvo que ser atendido por los médicos en la misma sede del Legislativo, informa Efe. También dimitió de su cargo el vicepresidente primero de la Rada, Igor Kalétnik, anunció Koshulinski.

Alrededor de una treintena de parlamentarios del PR han abandonado la formación en los últimos cuatro días, desde el inicio de la protesta, que ha dejado al menos 80 muertos y centenares de heridos entre manifestantes y antidisturbios. Koshulinski también anunció que la ley para la restitución de la Constitución de 2004, aprobada ayer por los diputados, ha sido remitida al presidente para su firma. A su vez, el líder de la formación opositora UDAR, Vitali Klitschko, propuso al Parlamento tomar una resolución para destituir a Yanukóvich y motivar así la inmediata convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.